NOTIMEX
2 de agosto de 2016 / 06:01 p.m.

BUENOS AIRES.- La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, rechazó hoy ir presa porque la única manera de que ello ocurra es que el gobierno de Mauricio Macri quiera seguir distrayendo a la opinión pública.

En un breve encuentro con la prensa después de asistir al velorio de un dirigente sindical, la exmandataria afirmó que si se respetan la Constitución y los códigos penales de procedimiento, no hay riesgo de que pueda terminar en prisión

Recordó que el exjuez de la Corte Suprema, Raúl Zaffaroni, declaró la semana pasada que, si se agrava la situación económica del país, el gobierno podría hacer una maniobra de distracción tratando de que algún juez ordene su detención.

“El gobierno todos los días saca un conejo de la galera para distraer a la gente de la situación económica”, denunció al analizar los múltiples escándalos judiciales que han estallado en las últimas semanas en torno a exfuncionarios kirchneristas.

Por ejemplo, dijo, eso le está pasando ahora a Daniel Scioli, el excandidato presidencial del kirchnerismo que perdió ante Macri y que ahora fue acusado por un supuesto caso de corrupción.

“Lo que esta gente quiere fundamentalmente es armarle causas penales a todos aquellos que ellos piensan pueden ser candidatos o los que pueden obstaculizar una elección”, afirmó.

Desde que dejó el poder se intensificaron las exigencias mediáticas para detener de la expresidenta, quien es investigada en varias causas en las que se le acusa de perjuicio a la administración pública, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Fernández de Kirchner dijo en un encuentro con corresponsales extranjeros que no teme ir a la cárcel ya que su detención sería resultado no de la comisión de delitos, sino de las políticas que llevó a cabo cuando gobernó al país y que afectaron a poderosos intereses.