28 de abril de 2013 / 10:33 p.m.

Veracruz • El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, aseguró que de su boca jamás ha salido palabra o instrucción alguna que pueda desacreditar el actuar del gobierno o del PRI, "de mí, sólo han recibido y recibirán una única demanda, trabajen por el bien del pueblo veracruzano".

Lo anterior lo manifestó el titular del Ejecutivo estatal durante su intervención en el Consejo Político Estatal del PRI, en el que candidatos a 212 alcaldías y 30 diputaciones locales rindieron protesta como abanderados de la coalición “Veracruz para Adelante”.

Duarte de Ochoa, de quien han pedido PAN y PRD juicio político por supuesto uso electoral de los programas sociales, enfatizó que de su parte no ha habido ni habrá palabra o instrucciones en ese sentido que desacrediten al PRI y al gobierno que encabeza.

A señalamientos en contra, siempre contestará con propuestas y en el marco de la ley, aseguró.

El gobernador expresó que a Veracruz le conviene el PRI, porque el partido trabaja por el bienestar de la gente.

Duarte de Ochoa dijo a los candidatos de la Coalición Veracruz para Adelante que el debate no debe ni puede centrarse en la descalificación del adversario o el enfrentamiento estéril.

“"Para nosotros, el auténtico debate está en la propuesta, en continuar por el camino de los avances alcanzados. Hacerlo en el marco de la ley, pero exigiendo que se cumpla también con la ley. De mi boca, de mi boca jamás ha salido palabra ni instrucción alguna que desacredite el actuar de mi partido, de mí solo han recibido y recibirán una única demanda: trabajen por el bien del pueblo veracruzano"”, afirmó.

Enfatizo que el blindaje ante los ataques “"será nada más, pero nada menos, el trabajo ininterrumpido por sacar a mi tierra adelante"”.

En Veracruz puntualizo, es tiempo para acelerar y no para detener el paso. Es tiempo de seguir adelante por la ruta de la creación de más y mejores empleos, generando condiciones de confianza para la inversión.

Adelante, llevando servicios de calidad en materia de salud, de asistencia y de una mejor educación; seguir con programas exitosos de bienestar y combate a la pobreza y el hambre y vivir en un lugar más tranquilo y seguro para las familias.

ISABEL ZAMUDIO