REUTERS
28 de mayo de 2016 / 04:34 p.m.

Londres.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) rechazó el sábado una petición para trasladar o aplazar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro por la amenaza que representa el amplio brote del virus de Zika en Brasil.

En respuesta a una carta de más de un centenar de destacados científicos que dijeron que no sería ético continuar con los Juegos como están programados, la agencia de Naciones Unidas dijo que mantener las Olimpíadas tal como están "no alteraría significativamente" la propagación del virus de Zika, que está vinculada a serios defectos congénitos en bebés.

"En base a la actual valoración de que el virus de Zika circula por casi 60 países de todo el mundo y 39 en las Américas, no hay justificación de salud pública para posponer o cancelar los Juegos", dijo la OMS en un comunicado.

En la carta pública divulgada el viernes por el grupo de 150 expertos en salud pública, muchos especialistas en bioética dijeron que el riesgo de infección con el virus de Zika era demasiado alto.

La carta, enviada a la doctora Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pedía que los Juegos, que se realizarán en agosto en Río, fuesen aplazados o trasladados a otra ciudad.

"Se plantea un riesgo innecesario cuando 500.000 turistas extranjeros de todos los países asisten a los Juegos, potencialmente contraigan esa cepa y regresen a los lugares donde puede volverse endémica", dice la carta, que puede leerse en (http://rioolympicslater.org/).

Pero la OMS rechazó la solicitud y dijo que Brasil "es uno de los casi 60 países y territorios" en los que el Zika ha sido detectado y la gente ha seguido viajando entre esos países y territorios por diversas razones.

"La mejor forma de reducir el riesgo de enfermedad es seguir los consejos de salud pública a la hora de viajar", dijo.

La comunidad científica está dividida sobre la amenaza del virus de Zika debido a los Juegos de Río y muchos expertos sostienen que el pedido de traslado o aplazo es injustificado.

"Vivimos en un mundo increíblemente interconectado, viajes globales y actividades diarias que ofrecen al virus de Zika la oportunidad de expandirse", dijo Jonathan Ball, profesor de virología molecular en la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

"En comparación con esas actividades rutinarias, el incremento del riesgo que las Olimpíadas representa es una gota en el océano", agregó.

La OMS recomienda que las mujeres embarazadas no viajen a zonas en las que el virus de Zika se está transmitiendo, entre ellas Río de Janeiro. También recomienda a todo el mundo protegerse contra las picaduras de mosquito y tener sexo de forma segura.

Se ha observado que la infección del Zika en mujeres embarazadas ha sido causa de microcefalia y otras malformaciones congénitas en bebés.

La conexión entre el Zika y la microcefalia se vio por primera vez el pasado otoño en Brasil, donde hay más de 1.400 casos confirmados de microcefalia.