24 de septiembre de 2013 / 07:17 p.m.

Ciudad de México  • El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, y el coordinador de los diputados federales de ese partido, Silvano Aureoles, rechazaron cualquier ruptura o división interna por la presentación de su propuesta de reforma política electoral.

Desconocieron, incluso, el pronunciamiento que contra la iniciativasuscribieron 49 de los 101 legisladores de la bancada en el Palacio de San Lázaro, al advertir que alrededor de quince de ellos ni siquiera fueron consultados para incluir sus nombres.

Zambrano cuestionó a sus correligionarios inconformes por la supuesta falta de consulta interna sobre la reforma político-electoral, cuando ése es uno de los temas donde el perredismo mantiene coincidencia.

“No es que no me preocupe; sí me preocupa que no tengamos la unidad plena absoluta, pero me parece que también en democracia se construyen mayorías y se generan minorías con las que no se comparte un punto de vista”, dijo Jesús Zambrano entrevistado después de inaugurar una exposición fotográfica conmemorativa del 40 aniversario del golpe de Estado en Chile.

El diputado Silvano Aureoles dijo que la inconformidad de sus compañeros de bancada se debe a su cuestionamiento sistemático al Pacto por México, no al contenido de la reforma política.

“Sinceramente, por lo menos en esto, no hay diferencia, no hay ruptura, ni hay confrontación”, dijo.

Fernando Damián e Israel Navarro