NOTIMEX
9 de febrero de 2016 / 04:12 p.m.

China.- La celebración del Año Nuevo Lunar en Hong Kong se vio ensombrecida por enfrentamientos entre vendedores ambulantes (hawkers) que buscaban impedir su desalojo por parte de la policía.

Los enfrentamientos comenzaron desde las últimas horas de este lunes y se prolongaron durante la madrugada, aunque hacia las 10:00 horas de este martes (2:00 GMT) las actividades comenzaron a normalizarse.

Los desórdenes tienen un fuerte componente político, ya que involucraron a organizaciones que han apoyado la demanda de más autonomía política de esta región respecto del gobierno central chino.

De hecho, los acontecimientos de violencia se registraron en las mismas calles donde tuvo lugar el plantón pro democracia de 2014, el céntrico barrio comercial de Mong Kok.

De acuerdo a la edición internacional del South China Morning Post, la batalla campal se desató cuando autoridades sanitarias pretendían cerrar puestos callejeros de comida, y ante la respuesta de sus propietarios intervino la policía inclusive con su unidad táctica.

La policía hizo dos rondas de disparos de advertencia, pero voceros de los hawkers y usuarios de redes sociales afirmaron que se empleó fuerza excesiva.

Mientras los vendedores lanzaban macetas, botellas de vidrio y adoquines, imágenes tomadas por testigos muestran que la policía se valió de las mismas armas.

Fue notoria la presencia de la organización radical "Hong Kong Indigenous", fundada el año pasado, y cuyo líder, Edward Leung Tin-kei -candidato a un cargo en la próximas elecciones legislativas locales- fue detenido durante los enfrentamientos.

En conferencia de prensa la tarde de este martes, Stephen Lo Wai-chung, comisionado de policía, informó que fueron detenidas 54 personas, confiscadas varas de bambú punteadas, latas de gas y escudos artesanales.

Precisó que se levantarán cargos por realizar reuniones sin permiso, asalto contra la policía, resistencia al arresto y posesión de armas ofensivas, además de que se sospecha que se trató de violencia premeditada.

Aparte de los arrestos hubo 90 policías heridos, así como varios periodistas, incluidos fotógrafos y camarógrafos.

El jefe ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, anunció que sigue adelante el espectáculo de fuegos pirotécnicos programado para la noche de este martes, y advirtió que la seguridad de ese evento ha sido reforzada.

Este espectáculo, que podrá apreciarse en la bahía de Victoria, se basa en 4.5 toneladas de fuegos pirotécnicos, que se estima estallarán durante 23 minutos.