21 de mayo de 2013 / 10:08 p.m.

Ciudad de México • Alfredo Castillo Cervantes, nuevo titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, precisó que más allá de hacer un diagnóstico sobre las fortalezas y debilidades de la institución, su principal encomienda es darle una operatividad que le permita cumplir a cabalidad con sus funciones en total apego a la ley vigente, es decir, proteger la vida, la salud y la seguridad de consumidor en dotas sus vías.

En entrevista radiofónica, Castillo recordó que la función primaria de la Profeco es velar por las prácticas en el abastecimiento de los productos, combatir el desabasto, el incremento y manipulación de precios y tarifas, así como la regulación de los servicios, la revisión de pesos y medidas, además de la educación al consumidor.

"También tenemos facultades en términos de publicidad engañosa, que no sea abusiva, en los contratos de adhesión para no tener estas cláusulas abusivas, que el cliente o el consumidor no tiene opción de escoger cuando te las llegan a dar en determinado momento, como los boletos de estacionamiento, la propia protección al consumidor en las transacciones cuando llegan a tener alguna compraventa", abundó.

En materia de la regulación de precios, aclaró que Profeco solamente está facultado para intervenir en las actividades de manipulación cuando se dan como resultado de un fenómeno injustificado, ya que este tipo de eventos no necesariamente elevan el costo de producción, sino que el incremento se da por iniciativa del proveedor.

Por tal motivo, continuó Castillo, Profeco debe dar un vuelco que le permita incrementar su efectividad "y ubicar todas estas conductas abusivas que se están dando, para sancionar, desde la multa hasta la clausura, e inclusive hablamos del acaparamiento como delito, pero que se sienta realmente una procuraduría que está al servicio del ciudadano, al servicio del consumidor y que realmente la gente lo sienta como una herramienta que debe ser útil para defender sus derechos."

Finalmente, al ser cuestionado respecto a si ya habló con todos sus familiares, Alfredo Castillo dictó, "yo creo que está por demás, el ejemplo ha sido muy claro y yo creo que seré el primero en ser escrupuloso en este tipo de circunstancias, y la verdad que el que abuse, sea quien sea, tiene que pagar ese tipo de consecuencias y, por supuesto, yo apelo a la educación cívica de todos para que no vayan a actuar fuera de lo que debe ser el actuar de cualquier ciudadano".