10 de marzo de 2013 / 11:10 p.m.

Ciudad de México • El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, consideró que la muerte de presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cierra un capítulo muy importante en la historia de ese país, que abre la posibilidad en la región de discutir la situación actual y las perspectivas de la izquierda latinoamericana.

En ese sentido, el también presidente del Instituto Belisario Domínguez se pronunció porque los partidarios de izquierda en América Latina se enlacen en torno a propósitos comunes, para consolidar la democracia en la región y combatir la pobreza que padecen millones de habitantes en el continente.

Recordó que en el caso de México, el PRD gobierna desde 1997 el Distrito Federal, así como varios estados de la República. Mientras que en los comicios presidenciales de 2006 y 2012 ha ocupado el segundo lugar, “en medio de fuertes cuestionamientos por la legalidad de las elecciones”.

Diría que ha llegado el momento de iniciar una amplia discusión sobre el destino de la izquierda en Latinoamérica, una discusión que tenga como ejes la disminución de la desigualdad, el fortalecimiento de las clases medias y generar modelos de desarrollo económico para defender la soberanía de nuestros pueblos.

De acuerdo a Barbosa Huerta, el objetivo incesante de los movimientos progresistas en Latinoamérica debe ser la disminución de la desigualdad y el fortalecimiento de las clases medias.

“"Se trata de generar modelos de desarrollo económico, de protección al medio ambiente y los recursos naturales; que haya una defensa efectiva de la soberanía y la defensa de los pueblos hermanos de nuestro continente"”, enfatizó.

Ponderó que la muerte del presidente Hugo Chávez “"marca el fin de una etapa muy importante de la vida política de ese país y sin duda pone sobre la mesa de discusión la situación actual y las perspectivas de la izquierda latinoamericana"”.

Indicó que la democracia en el continente es “"relativamente joven"”, pues en las décadas de los años 80 y 90 países como Argentina y Chile dejaron atrás férreas dictaduras militares, mientras que Brasil, Colombia o Venezuela fortalecieron su vida democrática y en México se inició un amplio movimiento en defensa del voto a partir de 1988.

“"Con sus matices y particularidades, el voto ciudadano en las nacientes democracias latinoamericanas ha favorecido la presencia de gobiernos de izquierda"”, destacó.

Al mencionar que en la segunda mitad de la última década del siglo XX, diversas versiones de la izquierda llegaron al poder por medio de elecciones democráticas: Luiz Inacio Lula Da Silva, Brasil; Néstor Kirchner, Argentina; Hugo Chávez, Venezuela; Ricardo Lagos, Chile; Tabaré Vázquez, Uruguay. Después aparecieron Evo Morales, Bolivia; y Rafael Correa, en Ecuador.

ANGÉLICA MERCADO