EFE, ISRAEL NAVARRO Y FERNANDO DAMIÁN
4 de septiembre de 2013 / 12:09 p.m.

Washington y México • El Departamento de Estado estadunidense aseguró ayer que el gobierno de EU responderá a través de "canales diplomáticos" a las demandas de explicaciones de Brasil y México por las actividades de espionaje en sus países revelados recientemente.

 

En un comunicado, el Departamento de Estado aseguró que utilizará las vías diplomáticas que usan con "socios y aliados", pero no comentará detalles "sobre supuesta actividad de inteligencia", como la revelada por el excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Edward Snowden, acusado por EU de espionaje.

 

"Como parte de nuestra política hemos dejado claro que Estados Unidos recopila inteligencia extranjera del tipo que recopilan todas las naciones. Valoramos nuestra cooperación con todos los países en asuntos de interés mutuo", indicó en un comunicado remitido a EFE un funcionario del Departamento de Estado.

 

Mientras tanto, en México, diputados de PRI, PAN, PRD y Partido Verde calificaron de "grave e indignante" el presunto espionaje que sufrió el presidente Enrique Peña Nieto cuando era candidato y mandatario electo, así como otros ciudadanos mexicanos, realizados el año pasado.

 

El presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, Ricardo Anaya, condenó el espionaje de EU hacia el gobierno mexicano y respaldó las acciones que ha tomado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para investigar el caso.

 

"Condenamos el espionaje de cualquier gobierno extranjero a cualquier mexicano, sea o no Presidente de la Republica…y respaldamos las acciones que ha tomado la cancillería al respecto", dijo.

 

Al respecto, el líder de la bancada del PAN, Luis Alberto Villarreal, aseveró que es indignante que EU violente la soberanía de otros países a través del espionaje, por lo que pidió al titular de la SRE, José Antonio Meade, enviar una nota diplomática a su contraparte.

 

"Hay que condenar con toda la fuerza del Estado mexicano de una vez y marcar una posición de un país que tiene dignidad y decir que no podemos quedarnos con los ojos cerrados cuando nuestros vecinos, socios, cuando otro país está llevando a cabo este tipo de conductas", mencionó.

 

El vicecoordinador de los diputados del PRI, Manuel Añorve, se sumó a la condena de la acción y pidió a la dependencia encargada de la política exterior del país investigar hasta las últimas consecuencias.

 

"Es muy delicado, son temas que deben tratarse con cuidado y pedir las explicaciones correspondientes a quien se señala como el autor de este espionaje.

 

—¿Condenable?

 

—Es muy condenable, se debe investigar y llegar hasta las últimas consecuencias. No es un asunto menor.

 

El vicecoordinador de la fracción perredista, Miguel Alonso Raya, afirmó que es un "descaro" lo hecho por el gobierno de Barack Obama, "porque el trato hacia nosotros siempre es humillante".

 

Para hablar del tema, la SRE llamó al embajador Anthony Wayne a reunirse con el canciller José Antonio Meade, pero el primero se encuentra fuera de México y el segundo acompaña a Peña Nieto en su viaje a Rusia.