27 de noviembre de 2014 / 04:43 a.m.

Buenos Aires, Argentina.- Cientos de jóvenes militantes de distintas organizaciones políticas argentinas recordaron este miércoles en el centro de Buenos Aires a los 43 estudiantes desaparecidos hace dos meses en Iguala, Guerrero

Bajo la consigna "En la Patria Grande nunca más", los jóvenes realizaron un acto simbólico con 43 bancos de escuela vacíos junto al emblemático Obelisco de la capital argentina, en homenaje a los alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos el pasado 26 de septiembre.

"Estamos acá para confraternizarnos con el Estado mexicano y con el movimiento estudiantil de ese país por la desaparición de los estudiantes", señaló Lautaro, militante de la organización juvenil kirchnerista La Cámpora.

"Nos hemos unido para mandarles fuerza a los mexicanos", indicó Tomás, de la agrupación radical Los Irrompibles.

En cada banco de escuela, junto a un dibujo en representación de los alumnos desaparecidos, los jóvenes militantes encendieron velas por los 43 estudiantes y guardaron un minuto de silencio.

La convocatoria se enmarca en el reclamo global por la aparición con vida de los 43 normalistas "desaparecidos por el Estado y los cárteles narco, y en el pedido de Justicia que ya se propagó por toda América Latina y el mundo", indicaron los organizadores del acto.

En un comunicado, las organizaciones participantes señalaron que "durante la última dictadura militar, en la Argentina vivimos en carne propia lo que significa la desaparición de personas con la complicidad del Estado, por eso nos solidarizamos y exigimos que en la Patria Grande algo así no vuelva a suceder nunca más".

El pasado 26 de septiembre, policías de Iguala, en Guerrero dispararon a un grupo de estudiantes de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos y causaron la muerte de tres estudiantes y de otras tres personas más.

Además, se llevaron a 43 alumnos y los entregaron a criminales del cártel Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron y los incineraron en un basurero, según declararon varios de los detenidos.

FOTO: Twitter

EFE