NOTIMEX
11 de septiembre de 2016 / 12:16 p.m.

NUEVA YORK.-En Washington y Nueva York se rememoraron los atentados del 11 de septiembre del 2001, con varias ceremonias y oraciones solemnes además de minutos de silencio y sonidos imponentes de campanas.

Las ceremonias se realizaron en Nueva York y las afueras de Washington, donde los secuestradores estrellaron los aviones en el World Trade Center y el Pentágono, así como en Pensilvania, donde el vuelo 93 se estrelló después de que los pasajeros enfrentaran a sus captores.

El presidente Obama se unió al secretario de Defensa, Ashton Carter, y jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos general Joseph F. Dunford Jr., en una ceremonia privada para familiares de las víctimas en el Pentágono Memorial.

En el Bajo Manhattan, los familiares de las víctimas se reunieron en el World Trade Center para una ceremonia en el momento en que el primer avión chocó contra la torre norte en este día de 2001.

Cinco minutos más de silencio siguieron para coincidir con el segundo avión que golpeó la torre sur, los colapsos de cada torre, el ataque contra el Pentágono, que mató a 125 personas, y el accidente del vuelo 93 en Shanksville, Pensilvania.

Como en años anteriores, miembros de las familias de las víctimas leyeron los nombres de las dos mil 753 personas que murieron en el World Trade Center, y otras seis personas asesinadas allí en un atentado terrorista en 1993.

La ceremonia de Nueva York fue un evento privado al que asistieron las familias y las autoridades locales.

Entre los invitados especiales destacaron la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, que fue senadora por Nueva York cuando ocurrieron los ataques.

Por el memorial del vuelo 93 en el suroeste de Pensilvania, la ceremonia incluyo música, la lectura de los nombres de las 40 víctimas que murieron allí y el sonido de las campanas.

Al otro lado del puerto de Nueva York de Manhattan, una ceremonia más tarde se llevará a cabo en el cielo vacío Memorial de Nueva Jersey en Liberty State Park en honor a 749 residentes del estado que murieron el 11 de septiembre.