9 de abril de 2013 / 12:02 p.m.

Tokio • Ante empresarios japoneses y mexicanos, el presidente Enrique Peña Nieto aseveró que su gobierno se ocupa de manera prioritaria en recuperar la tranquilidad del país, por lo cual han establecido nuevas estrategias para asegurar un México de paz y tranquilidad.

El Ejecutivo federal admitió que en los últimos años se agudizó y acentuó el clima de inseguridad en algunas partes del territorio mexicano.

En el marco de la XXI Reunión Mixta de Empresarios México-Japón, Peña Nieto aseguró también que su gobierno, a cuatro meses de haber iniciado, tiene muy claro el rumbo a seguir en los próximos años y en donde concentrar su esfuerzo para detonar el potencial del país.

"En primer lugar, nos hemos propuesto establecer nuevas políticas y nuevas estrategias para asegurar un México de paz y tranquilidad", expuso durante el encuentro celebrado en el Keidanren, sede del empresariado nipón.

Por ello, advirtió que "a este gobierno debe ocuparse de manera prioritaria en recuperar la tranquilidad; en una estrategia que está especialmente orientada a reducir los niveles de violencia en nuestro país".

Respecto a esta estrategia, el presidente indicó que las autoridades mexicanas se han valido de nuevas acciones, especialmente de prevención para combatir los efectos del delito y sus causas.

Precisó que se han establecido nuevos mecanismos de coordinación entre el gobierno federal y los estatales; y también un clima de diálogo y acuerdo para impulsar las reformas estructurales.

Por lo tanto, el mandatario mexicano confió en que los próximos meses haya avances en nuevas iniciativas, tales como la fiscal, hacendaria y energética.

Respecto a la reforma energética, comentó que se busca una mayor participación de capital privado en Pemex, a fin de elevar la producción y generar energía más barata para la población.

Peña Nieto hizo votos para poder ampliar el intercambio comercial con Japón y los países de Asia-Pacífico, luego de que Enrique Zambrano, presidente del Comité de Negocios México-Japón, aseguró que la economía mexicana es la más abierta del mundo.

Ante ello, el jefe del Ejecutivo mexicano subrayó el clima propicio no sólo para que se generen inversiones de Japón en México, sino que empresarios mexicanos, de niveles micro, pequeños y medianos, puedan invertir en el sector productivo del país asiático y aprovechar el acelerado crecimiento que experimenta esta región.

Y tras insistir en la necesidad de unir la región de América Latina con los países del Pacífico asiático, se congratuló por la decisión de Japón de sumarse a la Alianza Transpacífico y de esta manera potenciar las oportunidades.

En el caso de Japón, el presidente de México resaltó la necesidad de incrementar el flujo comercial que actualmente esta ubicado en 10 por ciento al año y representa un flujo de 20 mil millones de pesos.

Asimismo, ante la petición de los empresarios japoneses representados por Hiromasa Yonekura, quien pidió continuar las reformas en México, Peña Nieto confió en que se pueda avanzar en ello y permita detonar el desarrollo del país.

Aseguró que las proyecciones de crecimiento de este año para México son de 3.5 por ciento, pero su gobierno apuesta por acelerar ese porcentaje.

Insistió que con el actual clima político del país ha sido posible contar con una nueva legislación laboral, una reforma educativa y está en debate una reforma en materia de telecomunicaciones.

NOTIMEX