AP
6 de octubre de 2015 / 12:05 p.m.

Río de Janeiro.- Afectados por la recesión que atraviesa Brasil, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro anunciaron que reducirán gastos para mantener un presupuesto balanceado.

Los encargados dijeron que reducirán voluntarios, personal en eventos de prueba y los costos de las ceremonias de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos.

"Es un presupuesto muy estricto", dijo Sidney Levy, director de operaciones del comité organizador. "No habrá excesos, pero tampoco vamos a poner en riesgo lo esencial".

Levy ha dicho en los últimos meses que reducirá gastos y eliminará compras no esenciales.

El anuncio de las medidas de austeridad se produce justo cuando cientos de periodistas de todo el mundo llegan a Río esta semana para visitar las sedes olímpicas y reunirse con los organizadores para conocer cómo serán administrados los Juegos, que comienzan el 5 de agosto de 2016.

El presupuesto del comité organizador se mantuvo en 7 mil 400 millones de reales (2.000 millones de dólares), una cifra que no incluye el costo de construir sedes, líneas del metro, carretera y otras obras de infraestructura relacionadas con los Juegos.

Mario Andrada, vocero del comité organizador indicó que los recortes incluyen la reducción de material impreso, cambios en los "gastos tras bastidores" que no ven los fanáticos, y utilizar hasta 10 mil 000 menos voluntarios, a quienes no les pagarán.

Los planes originales eran utilizar 45 mil 000 voluntarios para los Olímpicos y 25 mil 000 para los Paraolímpicos.

Además de no recibir salario, los voluntarios tienen que costear su hospedaje. Sin embargo, reciben uniformes, transportación hasta las sedes y comidas.

El real brasileño perdió el 70 por ciento de su valor contra el dólar en el último año, y la inflación llegó al 10 por ciento. Se espera que la economía continúe en recesión durante los Juegos.