6 de septiembre de 2013 / 11:00 p.m.

El gremio dijo que los cambios al Artículo Tercero Constitucional y la aprobación de la Ley del Instituto Nacional de Evaluación generan confianza de que la evaluación será un proceso transparente, justo e imparcial.

 

Ciudad de México • El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación informó que en la reforma educativa y sus leyes secundarias quedó plasmada su visión de evaluación que ha planteado desde 2011.

En un comunicado, agregó que con los cambios al Artículo Tercero Constitucional y la aprobación de la Ley del Instituto Nacional de Evaluación generan confianza de que la evaluación será un proceso transparente, justo e imparcial.

Asimismo, el sindicato magisterial aseguró que los resultados de la evaluación magisterial tendrán un uso pedagógico para coadyuvar a la calidad de la educación, propuesta que el sindicato siempre impulsó.

En el SNTE "tenemos la responsabilidad de representar y defender los derechos y reivindicaciones del magisterio nacional, así como el compromiso con la educación de calidad y equitativa, para que la escuela pública vuelva a ser la plataforma del desarrollo del país", expuso.

Como un ejemplo de que sus propuestas fueron escuchadas, citó el comunicado 10 del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación donde se plantea "que la calidad de la educación exige, entre otros factores, mejores desempeños, por ello, la evaluación debe estar estrechamente vinculada con la formación y el desarrollo profesional de los docentes".

Asimismo, que la evaluación debe ser formativa, integral, contextualizada y cuyos resultados sirvan para definir políticas públicas que mejoren la calidad de la educación, y que el sistema educativo debe incluir a todos sus componentes.

Entre estos componentes, se refirió a los presupuestos, programas, alumnos, maestros, infraestructura, equipamiento, autoridades, materiales, entre otros.

También que la evaluación debe verse como un instrumento para mejorar la calidad de los docentes, darles mayor reconocimiento profesional y aprecio social, y considerar sus condiciones de trabajo tales como la infraestructura, escuelas, equipamiento, material de apoyo y la salud integral de los alumnos, entre otros.

El SNTE refirió que los resultados y las recomendaciones derivadas de la evaluación son datos personales, no públicos, porque su objetivo es mejorar el desempeño docente y los indicadores para la evaluación reconocerán la diversidad, como la educación indígena, especial, telesecundarias, especialidades, rurales, urbanas y urbano-marginales.

Con esos cambios en materia de educación, puntualizó, se asegura que es tarea de todos, padres de familia, maestros, alumnos, autoridades, medios de comunicación, entre otros, tal y como se planteó en el lema del IV Congreso Nacional de Educación.

Detalló que en la evaluación no se basará sólo en pruebas, sino en varios instrumentos aplicados por evaluadores capacitados que permitan valorar el desempeño docente en cada contexto.

Las diferentes declaraciones que han realizado los miembros de la Junta Directiva del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación coinciden plenamente con las razones del SNTE en torno a ese tema, destacó.

Reconoció que "el profesionalismo y la ética de los integrantes de esa Junta Directiva, ajenos a todo tipo de coacción, técnicamente calificados en materia de educación, con libertad y con capacidad para realizar evaluaciones, marcará un antes y un después en el Sistema Educativo".

NOTIMEX