1 de agosto de 2013 / 12:20 p.m.

México • El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, reveló que su partido negoció quedarse con una reforma meramente electoral para 2015 y buscar la reforma política hasta 2018, y refirió que los integrantes del Pacto por México se comprometieron a discutir en agosto las modificaciones al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) que permitan aterrizar los temas de financiamiento, controles a los gobernadores, propaganda gubernamental y reformas al Instituto Federal Electoral (IFE).

"El compromiso que tenemos firmado, tanto por los partidos que participamos en el Pacto por México como por el gobierno federal, es que se analizará una reforma electoral que atienda todos los errores, desequilibrios, inequidades y delitos que se cometieron en el proceso electoral del pasado 7 de julio, en las 15 elecciones locales", señaló.

Madero dijo que su partido está pidiendo que primero se desahogue la reforma electoral y comenzar la energética y la hacendaria "en su momento, cuando la presente el Ejecutivo, pero ya habiendo tenido aprobada la primera".

Indicó que el tema electoral debe estar listo para 2015, cuando habrá elecciones federales para renovar la Cámara de Diputados y seis gubernaturas, por lo que buscan llegar a ese proceso con institutos electorales que garanticen total imparcialidad.

“Tenemos que garantizar que los gobiernos estatales no tengan una injerencia indebida en los proceso electorales de 2015. Tenemos que regular los gastos de las campañas, los techos, la forma de contratar la publicidad, sobre todo los utilitarios; todos estos temas están en el Pacto por México, en los compromisos 89 y 90.

“Son los compromisos que nos hemos autoimpuesto como una condición para poder garantizar elecciones más democráticas y que ya no se repitan los abusos que tuvimos en la elección pasada”, expresó el panista.

Dentro de los compromisos, Madero precisó que también está comenzar la discusión de la reforma política para modernizar el estatus jurídico y legal del Distrito Federal, entre lo que destacó la propuesta de convertirlo en el estado 32 y otros modelos de “ciudad capital”.

De manera inmediata, comentó Madero, debe desahogarse la reglamentación de las reformas constitucionales de 2012 en materia de candidaturas independientes, iniciativa ciudadana y consulta popular, que podría discutirse en un periodo extraordinario.

"Este es un compromiso que, antes de agosto, logre salir adelante ya una reglamentación por parte del Congreso federal para que puedan ser instrumentadas a la brevedad".

Madero precisó que la reforma política sería de mayor profundidad y se tiene más tiempo para su discusión, y en la cual se analizaría un cambio de régimen parlamentario, semiparlamentario, gobiernos de coalición, segunda vuelta y reelección legislativa.

Agregó que esos temas, "cuando los aprobemos, entrarán en vigor a partir del siguiente gobierno federal, porque éste gobierno ya está en marcha y lo que estaríamos cambiando es el régimen de gobierno que entre a partir de 2018".

Madero informó que el PAN continuará dentro del Pacto a pesar de las irregularidades denunciadas durante la elección del 7 de julio y que esto es a partir del compromiso del gobierno federal de ratificar los puntos previstos en el agregado del Pacto.

El PRD protesta

- El PRD protestó que la reforma se quede en el ámbito electoral y, en voz de los coordinadores, Miguel Barbosa y Silvano Aureoles, insistió en que debe ser una reforma profunda, que incluya al régimen político, antes de ir a la discusión de temas como el energético.

- Barbosa refirió que en esta semana los coordinadores parlamentarios de PAN, PRI y PRD realizarán las consultas con sus grupos para definir los temas en el periodo extraordinario de agosto.

- Indicó que dentro de dichos temas apoyarán la reforma política en el rubro de consulta popular.

OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO