9 de mayo de 2013 / 08:17 p.m.

Ciudad de México • La fracción del PAN en la Cámara de Diputados se manifestó por discutir y votar la reforma financiera hasta septiembre entrante, aunque admitió que los plazos se definirán en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Por conducto de su vicecoordinador, Ricardo Anaya, la bancada panista en el Palacio de San Lázaro coincidió en la necesidad de reformar las disposiciones legales necesarias para promover el otorgamiento de créditos bancarios y reducir las tasas de interés que actualmente aplica la banca.

Subrayó, sin embargo, que su bancada revisará con todo detalle y responsabilidad el proyecto emanado del Pacto por México.

"Será decisión de los integrantes de la Comisión Permanente (que sesiona en el Senado) si hay o no condiciones para que sea discutida antes o en el periodo ordinario de septiembre, pero a nosotros nos parecería más razonable discutir esta reforma en específico en el mes de septiembre", puntualizó.

Anaya precisó que hasta ayer no había llegado la iniciativa formal del Ejecutivo a la Comisión Permanente, y por ello se prevé darle entrada formal hasta el próximo miércoles, para turnarla de inmediato a comisiones de la Cámara de Diputados.

Indicó que el eje central de la reforma financiera apunta a que la banca mexicana preste más y más barato, sin alterar la solidez financiera de las instituciones.

"Hay una inconsciencia que hay que corregir, por un lado la banca mexicana es sólida, esta mejor capitalizada que la de muchos países, tiene baja cartera vencida, pero sin embargo a nivel mundial es de las que menos créditos otorga", dijo.

Por separado, le legisladora petista Lilia Aguilar reconoció que la reforma financiera puede posicionar a México como el país latinoamericano con la mejor banca de desarrollo.

"Al otorgar créditos a nuevos emprendedores de clase media y baja para detonar el autoempleo, así como el crecimiento de pequeñas y medianas empresas se lograría fortalecer las capacidades del país", señaló.

Anticipó, no obstante, que su bancada reservará el tema de las carteras vencidas, sin admitir que se criminalice a los deudores y se les quite sus bienes materiales.

"Los deudores de la banca son ciudadanos que han caído en una desgracia y por eso no pueden pagar, es cierto que las instituciones financieras tienen que recuperar su capital, pero también el Estado tiene que garantizar que los ciudadanos sean tratados con dignidad y respeto", sostuvo la diputada del PT.

FERNANDO DAMIÁN