28 de abril de 2013 / 02:59 p.m.

México • El gobierno federal prevé presentar el próximo martes la reforma financiera que, entre otras cosas, propone simplificar los procesos de quiebras bancarias, un buró de crédito paraestatal y homologar los procedimientos de sanción en las leyes financieras para realizar de mejor forma el combate al lavado de dinero.

La iniciativa, que busca modificar 38 leyes y 14 decretos, será enviada a la Cámara de Diputados para su discusión y elaboración de dictamen, para el cual los legisladores ya contemplan un periodo extraordinario para su aprobación en junio próximo.

El proyecto de reformas tiene como objetivo principal "baratar el crédito, por ser un insumo clave en el proceso productivo", y contempla cinco ejes centrales: "(1) incrementar la competencia, (2) fomentar el crédito de la banca de desarrollo, (3) fomentar el crédito de las instituciones privadas, (4) mantener un sector financiero sólido y (5) hacer más eficiente a las instituciones financieras".

De acuerdo con la propuesta que circula entre los legisladores, y de la cual MILENIO tiene una copia, para tener instituciones financieras más eficaces se homologarán los procesos de sanción en las leyes financieras, para facilitar la labor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), así como del Banco de México (Banxico).

Con ello, "se fortalecerá la legislación para llevar a cabo, de mejor forma, el combate al lavado de dinero", refiere el documento.

También, establece un esquema de evaluación periódica a los bancos en relación con los niveles de crédito colocado. En tanto, la CNBV tendrá la facultad de imponer medidas para que las instituciones de crédito canalicen mayores recursos al financiamiento.

Asimismo, plantea aumentar a 10 años el tiempo que pueden permanecer listadas en la Bolsa Mexicana de Valores las Sociedades Anónimas Promotoras de Inversión (SAPIB), antes de que tengan que convertirse en sociedades anónimas bursátiles (SAB).

El proyecto contempla que en 120 días, a partir de la aprobación de la reforma, la Comisión Federal de Competencia realice un diagnóstico sobre la situación competitiva en el sector. Prevé la posibilidad de que haya un buró de crédito paraestatal y facilitar la transparencia de garantías crediticias en caso de refinanciamiento de empréstitos. Fija facultades para la emisión de normas estrictas, incluyendo el establecimiento de liquidez, entre otras. Facilitar los procesos de quiebra y eleva, a escala de ley, la existencia del Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero, como órgano permanente.

Demora por consenso

El pasado 22 de abril el presidente Enrique Peña Nieto presentaría la reforma financiera en el contexto del Pacto por México; sin embargo, retrasó el acto debido a la inconformidad del dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, por el presunto uso de programas federales con fines electorales en Veracruz.

Pese a ello, el líder blanquiazul y Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, manifestaron su respaldo a la iniciativa.

El propio secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, afirmó que el retraso en la presentación de la reforma financiera valió "mucho" la pena, porque se privilegió el diálogo como una forma para la construcción de acuerdos.

En entrevista con Carlos Puig, el funcionario federal indicó que dar prioridad a la política para lograr consensos es lo que necesita la agenda de reformas, incluyendo ésta, que es importante para las empresas y la ciudadanía.

"Lo importante no es si la reforma se presenta el 23 o el 30 (de abril) o el primero o segundo (de mayo), no importa. Lo importante es que en México sigan existiendo estas condiciones de acuerdo, de debate al interior de nuestra pluralidad y de construir las condiciones para que nuestra democracia mexicana, tan plural como es, pueda generar los cambios que México requiere", afirmó.

El funcionario federal explicó que la reforma financiera está lista y tiene un objetivo específico y claro: "Que la banca preste más y preste más barato. Esta es una iniciativa que no se hizo exclusivamente en el Ejecutivo federal, en el gobierno, ésta se hizo en la mesa del Pacto por México, deriva de dos compromisos puntuales del Pacto".

Señaló que uno de los puntos "fundamentales" de la reforma es que habrá más competencia entre los bancos, con lo que se reactivaría la banca de desarrollo y se logrará una banca más eficaz.

—¿Se va a presentar antes de que se acabe este periodo?

—Mira, el periodo acaba el próximo martes, ¿qué es lo que va a ocurrir en el proceso legislativo? Lo importante es que se turne a las comisiones de trabajo, tenemos esta idea, y te lo digo como ex legislador, que la Cámara de Diputados y el Senado termine un periodo ordinario y deja de funcionar y no es correcto; las comisiones, que es donde se hace el grueso de trabajo de análisis y dictaminación deben seguir trabajando, de hecho, por ley, deben reunirse por lo menos una vez al mes, incluyendo los del receso.

De lo que se trata, dijo, es que este paquete esté amplio y requerirá un trabajo de estudio laborioso por parte de los legisladores, y que se turne lo más pronto posible a las comisiones.

Claves

Ejecución de contratos

- El proyecto prevé simplificar los regímenes para el otorgamiento y ejecución de garantías crediticias.

- Además, establece mejoras al marco jurídico que regula a los concursos mercantiles de empresas comerciales.

- También, fija que se modernizará la regulación de los almacenes generales de depósito.

- Asimismo, contempla facilitar la transferencia de garantías crediticias en caso de refinanciamiento de emprésitos.

ISRAEL NAVARRO