13 de agosto de 2013 / 01:42 a.m.

Ciudad de México • La iniciativa de reforma energética, que presentó el presidente Enrique Peña Nieto, incluye un nuevo régimen fiscal para Petróleos Mexicanos, destacó el director general de la paraestatal, Emilio Lozoya Austin.

Este nuevo régimen, explicó el funcionario en una entrevista radiofónica, permitirá la generación de un mayor margen de utilidades en dicho sector, el cual se podría utilizar para reinvertirlo en talento humano y en nuevas tecnologías.

Refirió que la importancia de la reforma es clave, pues un nuevo régimen fiscal les permitirá ser más eficientes, aumentará la producción de hidrocarburos e impactará positivamente en la creación de empleos, los cuales se estiman en 500 mil plazas al finalizar la actual administración.

Por otra parte, mencionó que la reforma permitirá tener una política de adquisiciones mucho más transparente, pues hoy en día Pemex tiene cuatro filiales que salen a comprar de forma independiente los mismos bienes a precios diferenciados en el mercado.

En materia laboral, el director de Pemex aclaró que siguen en pláticas con los trabajadores de la paraestatal y respetarán sus derechos laborales, aunque es necesario un régimen de pensiones moderno.

Concluyó que la reforma permitirá reducir las importaciones de petroquímicos y se traducirá en una abundancia de gas natural y otros energéticos a precios competitivos, "pues es un modelo exitoso que se ha probado en más de 50 países".

NOTIMEX