2 de abril de 2013 / 03:57 p.m.

La reforma al marco regulatorio de las telecomunicaciones en México traerá consigo una reconfiguración del sector de televisión por cable, pues varios de los actuales operadores de ese servicio en el país, sobre todo ,los más pequeños, no podrán llevar adelante sus planes de negocio, por lo cual quedarán a merced de un convulsivo proceso de consolidación.

Especialistas del sector aseguran que la industria de la televisión de paga aún se muestra cautelosa ante la propuesta de la reforma, porque consideran que todavía debe ajustarse el documento, pues de quedarse como está generará incertidumbre jurídica y económica, provocando que muchas empresas dejen de invertir en el país.

Al respecto José Otero, presidente de Signals Telecom Consulting, comentó que en los distintos foros de discusión de esta reforma existe una tendencia a olvidarse del impacto que tendrá en pequeños operadores de televisión de paga.

“"Nosotros esperamos que muchas de estas pequeñas cableras desaparezcan como parte de la nueva configuración del mercado, que exige a los operadores ofrecer servicios convergentes de video, voz y banda ancha”", comentó Otero.

Aseguró que la realidad presenta un mercado mexicano donde muchos de los pequeños cableros no cuentan con el capital necesario para actualizar sus redes y hacerlas bidireccionales, lo que en un sector como el de las telecomunicaciones implica una sentencia de muerte.

A su vez, Salomón Padilla, representante de la Asociación de Redes de Telecomunicaciones de México (ARTM), asegura que las empresas de televisión por cable agremiadas a esta asociación, es decir los operadores más pequeños han advertido que dejarán sus negocios e incluso que no tienen planeada ninguna inversión para el presente año, pues consideran que la reforma es arbitraria y peligrosa para sus negocios.

"“Por el momento, de los 42 afiliados que tenemos, por lo menos cinco de ellos quieren salirse del negocio, y de hacerlo dejarían sin servicio de televisión a cerca de 30 poblaciones. Estos son los primeros, pero el resto está a la espera, porque dicen que no pueden seguir en un negocio donde la autoridad puede venir a quitarles sus redes, o su concesión, en cualquier momento"”, dijo Padilla.

Explicó que existe mucha incertidumbre jurídica al tener una autoridad todopoderosa que vaya a tomar resoluciones que dejen fuera del mercado a muchos participantes, como sucedió con los contenidos.

Agregó que al ser esta una legislación constitucional, no importa como salgan las leyes secundarias pues éstas no pueden pasar por encima de la misma constitución y eso es lo que más temor les genera.

""Desaparecerán pequeñas cableras debido a la nueva configuración del mercado que exige servicios convergentes"”: Signals

""La reforma luce como un avance, pero aún es susceptible de precisiones antes de su puesta en operación"”: The CIU

— SUSANA MENDIETA