13 de abril de 2014 / 01:44 p.m.

Buenos Aires.- La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se reunirá con sus colegas de Chile, Michelle Bachelet, y Brasil, Dilma Rousseff, para reforzar relaciones internacionales que han sido empañadas por conflictos comerciales.

Bachelet arribará el próximo martes a Buenos Aires en su primera gira al exterior después de haber asumido por segunda vez la presidencia de Chile.

La decisión de la mandataria chilena fue interpretada en el gobierno argentino como un firme mensaje de que la relación bilateral se relanzará después de la frialdad que se mantuvo entre Fernández de Kirchner y el ex presidente Sebastián Piñera.

Aunque no hubo conflictos de alto nivel entre Argentina y Chile durante los últimos años, sí fue evidente la paralización de proyectos conjuntos.

En la cita del martes entre Bachelet y Fernández de Kirchner, por ejemplo, se retomará el Tratado de Maipú que ambas firmaron en 2009 y que no prosperó bajo el gobierno de Piñera.

El Tratado prevé la construcción del túnel de baja altura Ferrocarril Trasandino Central y el túnel internacional paso Agua Negra, además de que están pendientes otras obras de alta envergadura en la zona fronteriza.

También se espera que, a partir del encuentro presidencial, se aceleren proyectos mineros conjuntos, aunque antes Argentina tendrá que comprometerse a flexibilizar el ingreso de productos chilenos.

La relación con Chile es prioritaria para Fernández de Kirchner en el último tramo de su gobierno, y por eso en la agenda del encuentro bilateral han trabajado de manera intensa el canciller Héctor Timerman y el ministro de Planificación, Julio De Vido.

De hecho, se prevén anuncios en otros rubros, ya que el jueves pasado se reunieron en Buenos Aires los ministros de Defensa de ambos países, Agustín Rossi y Jorge Burgos Varela.

Después de la cita con Bachelet, la presidenta argentina viajará a Brasil para entrevistarse con Rousseff, con quien sí ha habido roces sobre todo por el proteccionismo comercial que Argentina reforzó y que afectó el intercambio con Brasil.

La gira de Fernández de Kirchner a Brasil arrancará el 23 de abril, en medio de la campaña por la reelección que está llevando a cabo la mandataria brasileña, lo que hace temer a funcionarios de la Casa Rosada que Rousseff cancele el encuentro en el último momento.

De manera oficial, la jefa de Estado viajará para inaugurar una nueva Casa de la Argentina en Brasil, aunque el punto más importante de la agenda será la reunión con Rousseff para firmar acuerdos bilaterales sobre créditos para empresas.

Notimex