AP
24 de febrero de 2016 / 07:57 p.m.

Estados Unidos.- A pesar de que Donald Trump les causa irritación y hasta repugnancia, muchos republicanos están empezando a aceptar la posibilidad de que el magnate inmobiliario sea el candidato de su partido en las elecciones generales.

Trump ha ganado tres primarias consecutivas, inclusive las del martes en Nevada y está bien posicionado para la racha de contiendas que tendrán lugar el próximo martes.

La agencia internacional AP entrevistó a dos decenas de votantes de republicanos en Virginia, uno de los estados que tendrán primarias la semana entrante, y encontró las diversas reacciones que el magnate y estrella de televisión está provocando entre esos partidarios.

Sheila Covert, por ejemplo, dice que Trump es "rimbombante" y que "no hay nada sustancial" en sus posiciones políticas. Sin embargo, ¿qué dice si Trump gana la candidatura?: "Pues, sí, entonces votaría por él", respondió Covert, una mujer de 81 años que vive en Powhatan, un suburbio de Richmond. "Sin embargo, ruego a Dios que no llegue a eso".

Entre los que no favorecen a Trump, reina el asombro, la confusión y la ansiedad por su candidatura, pero se asoma también cierta aceptación resignada, cierta tendencia a pensar de que a pesar de sus múltiples fallas, sería mejor que cualquier presidente demócrata.

"Trump dice cosas que uno ni se imagina que un presidente podría estar diciendo", dice Michael Glunt, un arquitecto paisajista de 42 años y originario de Midlothian, pero si en noviembre las elecciones son entre Trump y Hillary Clinton, Glunt irá por el republicano.
"En ese caso particular votaría por él", dijo Glunt. "No confío en Hillary Clinton, no es una persona de confiar".

Si bien es verdad que los votantes entrevistados por The Associated Press son una fracción ínfima del electorado, sus opiniones arrojan luz sobre las discusiones que seguramente están teniendo lugar en el seno de ambos partidos sobre la posibilidad de una candidatura de Trump para las elecciones generales de noviembre.

Los demócratas confían en que la retórica extravagante de Trump, en particular sus insultos contra mujeres e inmigrantes, ahuyentarán a los independientes y republicanos moderados en estados de gran importancia como Virginia. Incluso algunos dirigentes del Partido Republicano comparten esas emociones y por ello se ha visto la reciente serie de declaraciones de apoyo a Marco Rubio, senador por Florida, como la mejor alternativa.

Bill Ginther, un hombre de 69 años ya jubilado y que vive en Midlothian, es uno de los republicanos a quienes Trump disgusta tanto que a duras penas se imagina estar votando por él en noviembre. Ginther, quien dice que votará por Rubio en las primarias del martes, se expresó "honestamente asombrado" de que Trump ha llegado tan lejos.

"Yo no sé si yo podría votar él, sería algo muy difícil para mí", dijo Ginther.