15 de julio de 2014 / 10:05 p.m.

Los Ángeles.- Olga Romanovich encontró finalmente a su madre tras 16 años de separación, después que su madre, alcohólica y con un marido maltratador, fue engañada por un grupo de gitanos que le quitaron la niña que era entonces.

"No estoy resentida con ella. ella vivió muchas cosas y no puedo juzgarla, porque no tiene culpa. Fue solo el destino", comentó Romanovich sobre su madre.

La niña fue intercambiada por unos pendientes de oro y algo de dinero a otra familia gitana que la rebautizaron como María, le dieron educación y le enseñaron romaní y el idioma.

Olga estudió cocina y peluquería en Soroki, próxima a la frontera con Ucrania. Sin embargo, Olga, que nunca se acostumbró a ser María, siempre se preguntó: "¿Quién soy yo? ¿De dónde vengo? ¿Cómo llegué aquí?. Estas preguntas me atormentaban. Yo quería saber quiénes eran mis padres y familiares?", contó la joven.

Antes de que su abuela gitana muriera el pasado marzo, instó a Olga a buscar pistas sobre su verdadera familia. La joven fue a la interpol y así pudo encontrar a su madre, Tamara, que está muy enferma.

Olga se sometió a un test de ADN para comprobar que era efectivamente hija de Tamara y ahora vive con su tío en Minsk. "He aceptado mi regreso muy bien", dijo a los medios.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL