7 de abril de 2013 / 05:38 p.m.

 Oaxaca • La sección 22, adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), acordó regresar mañana a clases y pospuso el estallido de su paro indefinido a nivel local, además de que anunció que buscará impulsar tal estrategia a nivel nacional a lado de los estados de Michoacán, Guerrero y Chiapas.

Tras su Asamblea Estatal, los profesores acordaron mantener solo su campamento de denuncia en el Centro Histórico oaxaqueño frente a la sede del Palacio de gobierno y definieron un calendario de protestas escalonadas y semanales solo con personal administrativo, auxiliar y con miembros del Comité seccional.

Los docentes dijeron que continuarán con su protestas los fines de semana, cuando realizarán reuniones con padres de familia, volanteo y perifoneo para concientizar a la ciudadanía en sus acciones y evitar confrontaciones o reveses.

Confirmaron que el 10 de abril participarán una marcha nacional, donde se prevé una segunda entrega de amparos, además de que el 22 y 23 de abril se efectuará el IV Congreso Estatal de Educación Alternativa y el 25, 26 y 27 el V Congreso Nacional Educativo.

La plenaria magisterial inició el sábado poco después de las 15:00 horas y concluyó este domingo después de las 6 de la mañana. Los sindicalizados programaron una nueva asamblea para el próximo 13 de abril, fecha en que determinarán mayores acciones a realizar en esta capital.

El secretario de organización del gremio, Francisco Villalobos Ricardez, dijo que los profesores regresarán a las clases mañana de manera normal y que paralelamente mantendrá la jornada de protestas vigente, adelantando que se continuará solo con la toma de negocios, plazas comerciales y dependencias públicas, de forma escalonada y semanalmente.

Aclaró que se busca cuidar su movimiento y la relación con los padres de familia y la sociedad y evitar una embestida o represión por parte de las fuerzas federales.

Precisó que en los días siguientes se buscará fortalecer su movimiento para administrar la fuerza de organización y movilización del mismo.

Explicó que el paro nacional se desarrollará de manera conjunta en el resto de estados que integran la CNTE, - como Chiapas, Guerrero y Michoacán-, para presionar al Congreso y gobierno federal a que haga valer su propia contrarreforma a la educativa federal.

Asumió que se mantendrá el esquema de negociación y movilización con la federación con que esperan restablecer en las próximas semanas la mesa de diálogo.

Villalobos Ricardez detalló que entre los puntos pendientes de negociar con la federación se encuentra desde el rechazo a la reforma educativa federal, el alto al clima de hostigamiento y represión cometido en contra de su movimiento, además exigir la cancelación de las órdenes de aprehensión y reserva de las averiguaciones previas integradas, además de permitirse la entrega de plazas automáticas a normalistas y lograr la democratización del sindicato nacional de maestros.

Se espera que este lunes regresen a clases un total de un millón 300 escolares que acuden a poco más de 14 mil escuelas.

ÓSCAR RODRÍGUEZ/CORRESPONSAL, NOTIMEX