NOTIMEX
14 de enero de 2016 / 04:21 p.m.

Colombia.- Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) manifestaron hoy su interés por acelerar la firma del Acuerdo General de Paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

El grupo guerrillero señaló en un comunicado que espera “firmar con la mayor celeridad posible el acuerdo final, para lo cual trabajaremos con ahínco”.

“Nuestro optimismo es grande y se funda en el clamor de reconciliación que late en el corazón de millones de compatriotas, fuente y apoyo fundamental de lo alcanzado hasta ahora”, indicaron las FARC.

Son “múltiples los asuntos por debatir y concertar. Nos aprestamos a abordar plenamente el punto Fin del Conflicto, y nos aguarda la discusión en torno a Implementación, Verificación y Refrendación. También están pendientes de dirimir las 42 salvedades existentes”, agregó el texto.

Las FARC aseguraron que tienen la determinación de “asumir los trascendentales debates, con propuestas concretas y realizables que, mediando la voluntad cierta de la contraparte, configurarán un proceso pleno de democratización de la vida nacional”.

El grupo rebelde llamó al pueblo colombiano a “expresar sus opiniones en los correspondientes foros de participación. Y eso requiere de un término prudente y realista”.

“Lo más importante es asumir que el objetivo del proceso es consensuar fórmulas entre posiciones contrarias, antes que imponer las propias”, sostuvo.

Las FARC cuestionaron las iniciativas del gobierno de Santos de promover un plebiscito en el Congreso para refrendar los futuros acuerdos, pero sin antes debatirlo en la Mesa de Negociación.

“Anuncios no consensuados como la iniciativa del plebiscito, la convocatoria al Congreso a reglamentar unas supuestas zonas de concentración o la conformación de una Comisión Legislativa Especial” constituyen una actitud “que hace invisible al interlocutor en la Mesa”, criticó la guerrilla.

Para el grupo rebelde, “temas de tanta trascendencia, deben ser manejados en forma más responsable”.

“El camino que hemos construido, en casi cuatro años de productivos diálogos, nos impone el deber ineludible de abandonar cualquier prevención que pueda atravesarse en el camino del Acuerdo Final”, apuntó.

El gobierno y las FARC “tenemos que ser conscientes de la necesidad imperiosa de blindar lo acordado. La Asamblea Nacional Constituyente y la categoría de Acuerdo Especial incorporado al Bloque de Constitucionalidad, son alternativas insoslayables”.

Las negociaciones en La Habana entre el gobierno de Santos y las FARC se reiniciaron este miércoles, con miras a firmar el Acuerdo General de Paz el 23 de abril próximo.