REUTERS
15 de mayo de 2017 / 09:01 p.m.

WASHINGTON. - Investigadores de seguridad descubrieron pistas técnicas que podrían relacionar a Corea del Norte con el ciberataque global del ransomware WannaCry, que ha infectado a más de 300 mil computadoras en 150 países desde el viernes.

Symantec y Kaspersky Lab dijeron el lunes que parte del código de una versión anterior del software WannaCry también apareció en programas usados por el Lazarus Group, que investigadores de varias compañías han identificados como la operación de piratería informática dirigida por Corea del Norte.

"Esta es la mejor pista que hemos visto hasta el momento sobre los orígenes de WannaCry", dijo Kurt Baumgartner, investigador de Kaspersky Lab.

Ambas compañías dijeron que es muy pronto para decir si Corea del Norte estuvo involucrada en los ataques, que el lunes se frenaron pero que se convirtieron en una de las campañas de extorsión de más rápida propagación en la historia.

La investigación de las compañías será seguida de cerca por las agencias de la ley de todo el mundo, incluido Washington, donde el asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump dijo el lunes que entre los posibles culpables podrían estar otros países o cibercriminales.

Las dos compañías dijeron que necesitan estudiar más el código y pidieron a otros que ayuden con el análisis. Los piratas informáticos reutilizan el código de otras operaciones, por lo que incluso las líneas copiadas no son una evidencia.

Funcionarios de seguridad de Estados Unidos y Europa dijeron bajo condición de anonimato que aún es demasiado pronto para determinar quién podría estar detrás de los ataques, pero no descartan a Corea del Norte.

Los piratas informáticos de Lazarus, que actúan a nombre de Corea del Norte, han sido más descarados que otros en la búsqueda de beneficios financieros y se les ha acusado del robo de 81 millones de dólares de un banco de Bangladesh. La misión norcoreana ante Naciones Unidas no estuvo disponible de inmediato para realizar comentarios.

Las acciones de las firmas que prestan servicios de ciberseguridad subieron ante la perspectiva de que empresas y gobiernos tengan que gastar más dinero. Los papeles de la israelí Cyren Ltd y la estadounidense FireEye Inc encabezaron las subidas.

POCOS PAGOS
Los perpretadores han recibido menos de 70 mil dólares de usuarios que buscaban recuperar el acceso a sus computadoras, según el asesor de seguridad nacional de Trump, Tom Bossert.

"No estamos al tanto de si los pagos han llevado a la recuperación de datos", sostuvo Bossert, agregando que ningún sistema del gobierno federal ha sido afectado.

Algunos expertos de ciberseguridad del sector privado dijeron que no estaban seguros de que el objetivo principal del ataque haya sido obtener dinero, destacando que la mayoría del ransomware y otros tipos de extorsiones consiguen millones de dólares en ingresos.

"Creo que esto se liberó con el propósito de causar el mayor daño posible", dijo Matthew Hickey, uno de los fundadores de la consultora de ciberseguridad británica Hacker House.

Los países más afectados por WannaCry hasta el momento son Rusia, Taiwán, Ucrania e India, según la firma de seguridad checa Avast. El número de infecciones cayó de forma dramática desde el pico del viernes, cuando resultaban contagiados más de 9 mil equipos por hora.