REUTERS
13 de febrero de 2017 / 10:27 p.m.

WASHINGTON/CARACAS. - Estados Unidos incluyó al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, y a uno de sus supuestos colaboradores en una lista negra por narcotráfico, la primera medida del Gobierno de Donald Trump contra funcionarios de la administración del presidente Nicolás Maduro por lavado de dinero y tráfico de drogas.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló a El Aissami bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Foreign Narcotics Kingpin Designation Act), convirtiéndolo en el funcionario venezolano de más alto rango sindicado en la lista.

Una persona cercana a El Aissami, el empresario venezolano Samark López, también fue designado por proporcionar asistencia, apoyo financiero y bienes y servicios en favor de las actividades del funcionario, dijo el Departamento del Tesoro.

Además, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por su sigla en inglés) apuntó a 13 empresas propiedad o controladas por López u otros que integran una red internacional que abarca las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Reino Unido, Estados Unidos y Venezuela.

"El Aissami facilitó envíos de narcóticos desde Venezuela, incluido el control de aviones que vuelan desde una base aérea venezolana, así como el control de rutas del narcotráfico a través de puertos de Venezuela", dijo el Departamento del Tesoro en una nota de prensa.

"El Aissami supervisó o tenía propiedad parcial de envíos desde Venezuela de más de 1.000 kg de narcóticos en múltiples ocasiones, incluidos cargamentos destinados a México y Estados Unidos", agregó.

El texto también detalla que el actual vicepresidente "facilitó, coordinó y protegió" a otros narcotraficantes que operan en Venezuela como Wallid Makled, el colombiano Daniel Barrera y al cártel mexicano de Los Zetas.

El documento del Departamento del Tesoro sostiene que López Bello es un "testaferro clave" utilizado por El Aissami para lavar los ingresos del narcotráfico y comprar activos.

El Gobierno de Venezuela no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. Maduro suele acusar a los funcionarios estadounidenses de intentar enlodar a su Gobierno.

Por su parte, López negó las acusaciones en su web personal www.samarklopez.org y en sus redes sociales.

"El señor López es un hombre de negocios que conoce a Tareck El Aissami desde hace varios años. El señor López no es funcionario del Gobierno y no se ha dedicado al narcotráfico", dijo.

"No (se) proporciona evidencia de hecho o justificación legal de por qué Samark López debe ser colocado en la lista, con excepción de que Samark López y Tareck El Aissami son conocidos personales. La lista parece estar políticamente motivada", agregó el empresario del sector alimentos y construcción.