23 de mayo de 2013 / 02:11 p.m.

México • El nuevo coordinador del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, dijo que respeta la opinión de los senadores que lo criticaron tras su designación, pero los llamó a cerrar el capítulo y no echarle más leña al fuego.

Ofreció que no llega a hacer cambios ni remociones en las vicecoordinaciones o las presidencias de comisiones que ocupan los llamados calderonistas y que en ningún momento habrá censura a sus expresiones.

Insistió en que su prioridad será reagrupar a la bancada, tras lo cual, se desmarcó de las versiones que lo vinculan con giros negros como moteles o table dance en Colima, así como de un pasado priista, al señalar que si hubiera pertenecido al Revolucionario Institucional debió ser en el kínder, porque de la universidad salió como “mojado” a Estados Unidos.

“"Yo llegué de diputado a los 24 años recién cumplidos, y antes anduve de mojado en Estados Unidos, allá trabajé hasta de mesero, de boss boy, de mil cosas para buscar el sope, como decimos allá en el pueblo, y pues no sé si por ahí en el kínder o en la primaria alguien me vio pasar por alguna oficina del PRI, porque antes que eso estuve en la universidad, estuve en la grilla universitaria, eso sí es cierto, pero después me fui a Estados Unidos, regresé y a los dos años entré como diputado local por Acción Nacional, entonces no sé de dónde sacan esa conjetura"”.

Aunque es presidente de la Primera Comisión de Gobernación de la Permanente, Preciado no acudió ayer a la sesión, donde los senadores del PAN dejaron pasar las bromas que hizo del caso el diputado del Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, quien desde tribuna señaló que a decir de los propios panistas, ahora el PRI ya tiene otros 12 votos y hasta le pidió a Ernesto Cordero ser más tolerante “"porque usted es damnificado de esto"”.

Preciado llegó temprano a su oficina y desde ahí despachó en su primer día. Habló con 34 senadores de su grupo, pero no con Cordero, Javier Lozano ni con Luisa María Calderón, a quien dice haber acompañado durante cuatro meses en su campaña por la gubernatura a Michoacán.

En un receso, Preciado ofreció una conferencia de prensa donde ratificó que buscará reagrupar al grupo.

Se le preguntó por las expresiones de los corderistas expresadas el día anterior por Twitter y dijo que las respetará y no habrá reclamo alguno al derecho que tienen de manifestación.

“"Yo respeto la opinión de todos los compañeros, jamás voy a descalificar a ninguno, mucho menos lo voy a contradecir. Considero que los mencionados son talentos que el Senado tiene que aprovechar. Entiendo la situación que estamos pasando en este momento y por supuesto lo vamos a superar, los invito a no seguir echando leña al fuego, darle vuelta a la página"”.

Por separado, el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, dijo que no habrá rupturas al interior de ese partido, ya que se buscará “cerrar el capítulo” tras la destitución de Cordero, además de que consideró que el Pacto por México se fortalecerá, pues se consultarán las iniciativas con los senadores.

“El Pacto va a estar fortalecido, porque vamos a incluir a los senadores desde el principio de las iniciativas; esto ya es una ganancia y es un compromiso. Con el nuevo coordinador y con todos los senadores va a haber una participación en las mesas del Pacto más activa, más proactiva, más directa y esto va a ser muy bueno”, aseguró.

Madero fue entrevistado en la reunión del consejo rector del Pacto por México con la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

ANGÉLICA MERCADO, OMAR BRITO Y MARIANA OTERO-BRIZ