4 de julio de 2013 / 01:30 a.m.

 

Oaxaca • El senador Ernesto Cordero dijo que impulsará un nuevo PAN, para que se trasforme en una oposición real, responsable y no cortesana ni plegada al poder político, y que rechace el regreso del viejo autoritarismo político a México.

Informó que después de las elecciones del próximo domingo 7 de julio lanzará una amplia convocatoria a los militantes de su partido, para realizar una elección extraordinaria que permita la renovación de la dirigencia nacional de su instituto político.

“Vamos a empezar a impulsar este proceso de renovación de la dirigencia nacional, una vez que concluya el proceso electoral, donde habremos de ganar, porque tenemos buenos candidatos que tienen el apoyo de la gente”.

Con respecto al tema de la reforma energética, el senador Cordero dijo que el PAN siempre ha apoyado una reforma en la materia que genere empleo y que atraiga inversión para este país. “Nosotros vamos apoyar una reforma energética de a de veras, que modifique a la Constitución y que genere prosperidad”.

Adelantó que el PAN presentará su propia propuesta, “y ya veremos qué coincidencia tenemos con la propuesta que envíe el presidente Enrique Peña Nieto, pero este año tendrá México su reforma energética”, puntualizó.

Respecto a los cuestionamientos por presuntos malos manejos del presupuesto de la fracción parlamentaria panista en el Senado, aclaró que éstos no existen y que tiene las manos limpias, además de la conciencia tranquila.

“A mí me han auditado dos veces”, sostuvo, y en ninguna ha habido alguna observación.

Cordero defendió el Pacto por México que, aclaró, solo se trata de una agenda legislativa donde se privilegian coincidencias, “no más que eso”.

Dejó en claro que las fuerzas democráticas más importantes en el país, que son oposición al gobierno federal, que son PAN y PRD, tienen una agenda común por la cual es válido luchar con libertad política, juntos, por la democratización del país.

El senador Cordero encabezó con la legisladora federal Eufrosina Cruz Mendoza, el cierre de campaña del candidato de la coalición PAN-PRD y PT a la presidencia municipal de la ciudad de Oaxaca, Francisco Reyes.

Cordero también encabezó la denominada marcha de la victoria, que recorrió las principales calles de la ciudad y concluyó con un mitin masivo frente al atrio de la Catedral capitalina.

El aspirante a la silla municipal ofreció consolidar la transición democrática y llamó a los ciudadanos a votar para evitar el regreso del autoritarismo.

Óscar Rodríguez