13 de junio de 2014 / 02:35 p.m.

Roma.- El alcalde de Venecia, Giorgio Orsoni, anunció hoy su renuncia, tras ser arrestado por formar parte de una trama de corrupción en la construcción del sistema de compuertas móviles que busca salvar a la ciudad del aumento del nivel del mar.

Apenas la víspera Orsoni se había beneficiado con la revocación de la detención domiciliaria y había anunciado que no dimitiría.

Pero las presiones de su partido, el Democrático (PD, al que pertenece el primer ministro, Matteo Renzi), lo habrían hecho cambiar de opinión.

En rueda de prensa en Venecia, Orsoni dijo que no existían las condiciones para continuar en el cargo y denunció que en su contra ha habido "reacciones oportunistas e hipócritas, incluso de miembros de la junta municipal".

Orsoni permanecerá en el cargo por unos 20 días más para realizar las labores urgentes y obligatorias.

Antes del anuncio de Orsoni, la vicesecretaria del PD, Deborah Serracchiani, ya había declarado que aunque lamentaba "humanamente" las condiciones en las que se encontraba el alcalde, en el partido se había llegado a la conclusión de que no podía mantenerse en el puesto.

"Invitamos entonces a Orsoni a reflexionar sobre la oportunidad de ofrecer su dimisión en interés de los ciudadanos de Venecia y de la propia ciudad", dijo la también gobernadora de la norteña región de Friuli.

Orsoni y otras 34 personas, incluidos empresarios, un consejero regional, un juez y hasta un general, fueron arrestados el pasado 4 de junio acusados de diferentes delitos de corrupción, malversación de fondos y lavado de dinero en el marco de la construcción del Mose (Módulo Experimental Electromecánico).

Los fiscales también pidieron la detención del exgobernador del Veneto (cuya capital es Venecia), Giancarlo Galan, y quien en dos ocasiones fue ministro de gobiernos de Silvio Berlusconi, pero que en la actualidad goza de inmunidad en calidad de parlamentario.

Fue el propio Galan quien en 2003 colocó la primera piedra del Mose, un sistema integrado por 78 compuertas que se cierran cuando el nivel del mar aumenta (un fenómeno que se ha agudizado en los últimos años), para aislar a la laguna de Venecia y a la propia ciudad y evitar su inundación.

Según el fiscal adjunto de Venecia, Carlo Nordio, en torno a la construcción del Mose, que se encuentra avanzado en un 80 por ciento, se edificó un sistema de sobornos pagados por empresas a políticos para obtener contratos.

De acuerdo con la acusación, Orsoni se benefició de esos recursos para financiar la campaña electoral de 2010, cuando fue electo como alcalde.

Algunos de los acusados han involucrado a políticos de todos los partidos en la trama de corrupción, incluido el ex primer ministro, Enrico Letta, también del PD, pero quien negó "disgustado" esas versiones.

NOTIMEX

FOTO: AP