AP
5 de diciembre de 2017 / 05:20 p.m.

CARACAS.- Rafael Ramírez, el hombre más poderoso de la industria petrolera venezolana durante la primera década del siglo XXI, renunció a su cargo como embajador ante las Naciones Unidas por órdenes del presidente Nicolás Maduro, en un signo de las divisiones dentro del gobierno de la nación sudamericana.

Ramírez, exministro de Petróleo y expresidente de la corporación estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) durante la mayor parte del mandato del entonces presidente Hugo Chávez (1999-2913), señaló en una carta dirigida al canciller Jorge Arreaza que decidió renunciar a su cargo en la ONU tras alcanzar un acuerdo con el ministro venezolano luego de que Maduro le pidió el puesto. No ofreció más detalles.

“Se me ha removido por mis opiniones, me mantendré, pase lo que pase, leal al Comandante (Hugo) Chávez!”, dijo el embajador saliente en su cuenta de Twitter al difundir su carta de renuncia.
Ramírez, quien fue designado embajador en 2015, manifestó en la misiva de cuatro páginas la necesidad de que el gobierno inicie una "profunda revisión".

"No quisiera imaginar que ahora arreciarán los ataques y vilipendios por expresar mis opiniones y fijar una posición de alertar en defensa de la revolución y el país”, refirió Ramírez en su carta en la que aseguró que no permitirá que lo ofendan y advirtió que al agredirlo “afectan la unidad de las fuerzas revolucionarias y el legado del comandante Chávez”.

Tras el anuncio de la renuncia, en Twitter comenzaron a aparecer numerosos mensajes en los que los usuarios llamaban a Ramírez “traidor” y se pedía al fiscal general actuar en su contra.

La Cancillería anunció en la misma vía el nombramiento del excanciller Samuel Moncada como nuevo embajador de Venezuela en las Naciones Unidas.

El portal de internet local Aporrea difundió a fines del mes pasado un artículo de opinión de Ramírez en el que respaldó a la industria petrolera, cuya reputación se ha visto golpeada tras la detención de 60 ejecutivos, entre ellos dos exministros del Petróleo y expresidentes de PDVSA, por presuntos hechos de corrupción, procesos que han sido impulsado por la Fiscalía General con el abierto apoyo de Maduro.

El exzar petrolero, de 54 años, señaló en el artículo que se busca desprestigiar a PDVSA para que caiga y quede en “alto riesgo” el proceso de revolución que emprendió Chávez. Asimismo, denunció que hay sectores que se han hecho “inmensamente ricos con el tema cambiario, el mercado negro, la obtención de divisas baratas, las empresas detenidas, las grandes instituciones financieras que manipulan”. Tras la difusión del artículo algunas figuras del oficialismo criticaron públicamente a Ramírez.

La salida de Ramírez se da a escasos días de la detención del empresario Diego Salazar, primo del embajador saliente, quien fue arrestado la semana pasada como parte de una investigación del Ministerio Público por el uso de cuentas en un banco de Andorra para presuntamente lavar unos 1.602 millones de dólares provenientes de PDVSA y de otras empresas estatales.

Al ser interrogado sobre si Ramírez, también excanciller y exvicepresidente de Economía, podría ser procesado por corrupción, el fiscal general Tarek William Saab indicó el martes que no adelantaría información previa a una acción judicial. “Nosotros nos hemos reservado y no queremos personalizar esta actuación”, agregó.


pjt