21 de agosto de 2013 / 06:30 p.m.

Querétaro • El dirigente estatal del PRI, Alonso Landeros, presentó la renuncia a su cargo, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó su consignación al igual que la destitución de la alcaldesa de Pedro Escobedo, Graciela Juárez, por haber desacatado una orden judicial y no pagar 300 mil pesos a una empresa por el Derecho de Alumbrado Público.

El líder priísta la semana pasada declaró que se encontraba confiado, debido a que, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió la resolución. Horas más tarde, la alcaldesa realizó el pago correspondiente.

“Soy un hombre de instituciones y derecho, por eso sé que la separación de mi cargo coadyuvará a desahogar y aclarar el proceso, lo que permite fortalecer mi partido como una institución de respeto a nuestras leyes”.

Alonso Landeros agradeció a los priistas y a los integrantes del Comité Directivo Estatal su confianza, a quienes les expresó haber sido parte importante de la reestructuración rumbo al proceso electoral 2015.

Isabel Aguilar, quien fungía como Secretaria General asume la dirigencia de manera temporal en tanto convoca a un proceso de renovación en 90 días.

Se menciona al secretario del Trabajo del Estado, Tonatiuh Salinas como el más fuerte sucesor en el cargo de la dirigencia.

ESTRELLA ÁLVAREZ