NOTIMEX
29 de octubre de 2016 / 10:08 a.m.

MADRID.- El ex secretario general del opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Pedro Sánchez, renuncio hoy a su acta de diputado, a fin de no participar en la abstención de su formación en la investidura de este sábado a favor de Mariano Rajoy.

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, el ex dirigente expuso que con su renuncia quiere evitar perjudicar la disciplina de voto parlamentario del PSOE, ya que no está de acuerdo con su decisión de abstenerse en la investidura y no quiere ir contra sus convicciones.

Sánchez, que dirigió al PSOE desde julio de 2014 hasta el pasado 1 de octubre, fue el principal defensor del rechazo a cualquier forma de apoyo para que Rajoy formara gobierno tras las elecciones del 20 de diciembre y las segundas del 26 de junio.

La salida de Sánchez se dio al imponerse en el Comité Federal del PSOE la posición contraria a la suya, por lo que dimitió y con ello se abrió paso la postura de abstenerse en la investidura de Rajoy y así evitar unas terceras elecciones.

Con lágrimas y la voz entrecortada, Sánchez reconoció que “es una decisión dolorosa”, que no es fácil para él y que la tomó tras meditar los valores y las responsabilidades que ello conlleva.

Anunció que a partir de mañana recorrerá muchos rincones de España para escuchar a los militantes y votantes socialistas, a los que no se escuchó al momento de decidir una abstención con la que no están de acuerdo.

“La mayoría de los militantes y lo votantes no nos eligen para apoyar aquello que se quiere cambiar”, manifestó.

Pidió a la Comisión Gestora que le sustituyó en la dirigencia de partido que tras abstenerse este sábado a favor de Rajoy concluya su mandato y el lunes fije fecha y lugar del próximo Congreso del PSOE que deberá elegir sus nuevos dirigentes, a la que presentará su candidatura.

Expuso su proyecto será “recuperar al PSOE, como un partido autónomo y alejado del Partido Popular”, y que a partir de ahora luchará por ese objetivo.

A la Comisión Gestora también le pidió que no expulse a los diputados que sí votarán este sábado contra Rajoy, especialmente a los del Partido Socialista Catalán, ya que la solución al desafío independentista en Cataluña no se entiende sin la alianza entre ambas fuerzas.

A Rajoy le deseó la mejor de las suertes en el gobierno que iniciará, porque con ello le irá bien a los españoles, “pero los hechos no le avalan, ni su empecinamiento de no asumir responsabilidad en los casos de corrupción que afectan al PP ni su decisión de continuar sus mismas políticas”.

El Congreso de los Diputados elegirá este sábado al conservador Rajoy como presidente del gobierno, con la abstención de una parte mayoritaria de los 85 diputados socialistas, aunque es posible que una docena de ellos vote en contra.