AP
27 de abril de 2014 / 12:57 p.m.

Jindo. — La presidenta de Corea del Sur aceptó el domingo la renuncia del primer ministro debido a la actuación del gobierno en torno al naufragio de un transbordador en el que perecieron decenas de personas, aunque se abstuvo de fijar el día en el que deberá dejar el cargo.

En una declaración a la prensa en la que da a conocer su renuncia, el primer ministro Chung Hong-won atribuyó a "males profundamente enraizados" en la sociedad la tragedia que dejó más de 300 muertos o desaparecidos y que suscito pena, ira y señalamientos de culpas de manera generalizada.

El funcionario presentó su dimisión en medio de un aumento de la indignación ante los reproches de los parientes de las víctimas de que el gobierno no hizo lo suficiente para rescatar o proteger a sus seres queridos.

La mayoría de los muertos y desaparecidos eran estudiantes de una secundaria que efectuaban un viaje escolar.

Las autoridades han detenido a 15 personas relacionadas con la navegación del transbordador que se hundió el 16 de abril. Según los fiscales, los investigadores examinan las comunicaciones entre un miembro de la tripulación y la compañía dueña de la nave mientras se hundía el barco.

El poder ejecutivo en Corea del Sur está tan concentrado en la presidenta Park Geun-hye que para efectos prácticols resulta simbólica la renuncia del primer ministro.

Min Kyung-wook, portavoz presidencial, dijo a la prensa que Park aceptaba la dimisión pero no precisó la fecha en la que Chung dejaría el puesto.

Chung fue abucheado por parientes de las víctimas y le obstruyeron el paso al automóvil en el que viajaba cuando visitaba un albergue en una isla cercana al lugar donde ocurrió el naufragio hace una semana. El domingo, el primer ministro explicó las causas de su renuncia a la prensa en Seúl.

"Cuando vi la pena de las familias que sufrían el dolor de la pérdida de sus seres queridos y la tristeza y el resentimiento del público, pensé que debía asumir toda la responsabilidad como primer ministro", declaró Chung.

"Han continuado una gran variedad de irregularidades en cada rincón de nuestra sociedad y prácticas que están mal. Espero que estos males profundamente enraizados sean corregidos esta vez y que jamás vuelva a suceder un accidente de este tipo", agregó.

Los buzos han recuperado 188 cadáveres y se cree que 114 personas están desaparecidas, aunque la comisión especial de emergencia del gobierno ha dicho que la lista de pasajeros de la nave podría tener errores. Sólo 174 personas sobrevivieron, entre ellos 22 de los 29 tripulantes.

El transbordador Sewol transportaba unas 3.608 toneladas, dijo un ejecutivo de la firma que cargó la nave. Eso excede ampliamente la cifra que el capitán declaró en los documentos, que incluía 150 automóviles y 657 toneladas de otra carga.