AP
4 de marzo de 2017 / 04:12 p.m.

WASHINGTON.- En medio de una nueva ola de cuestionamientos sobre sus vínculos con Rusia, el presidente Donald Trump les ha dicho a asesores y aliados que podría archivar su plan para buscar un acuerdo con Moscú en torno al grupo Estado Islámico y otros asuntos de seguridad nacional, según funcionarios del gobierno y diplomáticos occidentales.

En conversaciones con diplomáticos y otros funcionarios, Trump y sus asesores han atribuido la nueva forma de pensar a las provocaciones recientes del Kremlin.

Pero el hecho de que un principio central de la política exterior del presidente esté siendo reconsiderado pone de relieve los crecientes riesgos políticos que conlleva el forjar relaciones más cercanas con Rusia, mientras el FBI investiga los vínculos de los asociados de campaña de Trump con Moscú y las comisiones del Congreso incrementan su pesquisa en torno al entrometimiento del Kremlin en los comicios estadounidenses de 2016.

La controversia ya derivó en el despido del asesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, que engañó a funcionarios acerca de sus contactos con el embajador ruso, y en las exhortaciones de los demócratas para que el secretario de Justicia Jeff Sessions renuncie después de que no reveló sus propias reuniones con el enviado del país europeo.