MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de septiembre de 2015 / 07:28 a.m.

Guatemala.- Ante el escándalo de corrupción que desde hace algunos meses acecha a Guatemala, el presidente del país, Otto Pérez Molina, renunció al cargo con el fin de “Mantener la institucionalidad del Ejecutivo”, según informó una fuente oficial.

Desde que el pasado 21 de agosto el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) lo acusaran de liderar la red de corrupción aduanera “La Línea”, una especie de "alternativa" para resolver trabas en importaciones y reducir el pago de impuestos, el escándalo ha sacudido al país, trayendo cómo consecuencia manifestaciones y marchas por parte de la población que exigía justicia y la renuncia del mandatario.

Según la investigación que llevó más de 18 meses, la red clandestina también estaba supuestamente dirigida por Juan Carlos Monzón Rojas, ex secretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Ante esto, al menos 100 personas están siendo investigadas, entre ellas está Baldetti, quien el pasado mes de mayo tuvo que renunciar a su cargo y ahora se encuentra en prisión preventiva acusada de haber recibido al menos 3,7 millones de dólares en sobornos, según la Comisión.

Por su parte, Pérez Molina, perdió su inmunidad y privilegios el pasado martes tras el voto unánime de 132 diputados.

Baldetti
Baldetti se encuentra en prisión preventiva acusada de haber recibido al menos 3,7 millones de dólares en sobornos. | AP

La carta de renuncia fue firmada por el presidente a las 19:00 horas del miércoles (01:00 GMT del jueves), con el objetivo de “mantener la institucionalidad y el orden que corresponde dentro del Estado", y enfrentar "de manera individual" el debido proceso en su contra, según dijo el portavoz oficial de la Presidencia, Jorge Ortega.

Ortega aseguró que la decisión del presidente fue difícil y que el mandatario sigue defendiendo su inocencia, pero fue el desarrollo de los eventos lo que lo obligaron a tomar la decisión.

Sin embargo, declaró que no sabe si fue este u otro el detonante de dicha determinación.

La carta fue entregada a últimas horas del miércoles al Congreso y se espera que el pleno la acepte. Por su parte, el juez Miguel Ángel Gálvez, a cargo del Juzgado B de Mayor Riesgo, dictó ayer miércoles una orden de detención contra el mandatario.

El abogado de Pérez Molina indicó que, con el fin de evitar que el presidente sea llevado forzosamente por las autoridades, acudirán de forma voluntaria ante el juzgado la mañana de este jueves.