AP
26 de octubre de 2016 / 05:46 p.m.

ROMA.- Un par de potentes temblores sacudieron el miércoles el centro de Italia, lo que causó fallas en el suministro eléctrico, obligó el cierre de una importante carretera e hizo que algunos atemorizados residentes salieran a las calles en medio de un fuerte aguacero apenas dos meses después de que un poderoso terremoto dejó un saldo de casi 300 muertos.

El primer sismo tuvo una magnitud de 5,4, pero el segundo fue incluso más fuerte, con una magnitud preliminar de 6,1, de acuerdo con el Centro de Investigación en Ciencias de la Tierra de Alemania. El Servicio Geológico de Estados Unidos le atribuyó una magnitud de 6,0 y dijo que el epicentro se ubicó en Visso, en donde se derrumbaron algunos edificios.

Los sismos del miércoles son réplicas del terremoto de magnitud 6,2 del 24 de agostos que destruyó el poblado de Amatrice.

Algunas personas gritaron en las calles luego del segundo terremoto de la noche. "Fue un temblor muy fuerte, apocalíptico", dijo el alcalde de Ussita, Marco Rinaldi, a la agencia noticiosa ANSA. "Las personas gritaban en las calles y ahora se encuentran sin electricidad".

Dos personas resultaron lesionadas en la zona de Visso, pero fuera de eso no hubo más reportes inmediatos de víctimas, dijo el jefe de protección civil de Italia, Fabrizio Curcio. Algunas iglesias antiguas se derrumbaron y otros edificios sufrieron daños, aunque muchos de ellos estaban ubicados en zonas declaradas fuera de los límites luego del terremoto del 24 de agosto, que afecto parte de las tres poblaciones.

"Estamos sin luz, en espera de los cuerpos de emergencia", dijo Mauro Falcucci, alcalde de Castelsantangelo sul Nera, cerca del epicentro. En declaraciones a Sky TG24, comentó. "No podemos ver nada. Es complicado. Realmente complicado".

Dijo que algunos edificios colapsaron, pero no hay reportes inmediatos de víctimas en su comunidad. Añadió que la oscuridad y las lluvias dificultan una evaluación completa.

El centro nacional de vulcanología de Italia dijo que el primer terremoto ocurrió a las 7:10 p.m. hora local (1710 GMT), con epicentro en el área de Macerata, cerca de Perugia, en una zona propensa a sismos en la cadena montañosa de los Apeninos.

El Servicio Geológico de Estados Unidos indicó que el epicentro fue cerca de Visso y afirmó que tuvo una profundidad cercana a los 10 kilómetros (seis millas).

La segunda réplica llegó dos horas después a las 9:18 p.m. y tuvo una profundidad similar.