26 de abril de 2013 / 01:20 a.m.

Ciudad de México • El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que su gobierno reprueba los hechos de violencia ocurridos ayer en Chilpancingo y le reiteró al gobernador Ángel Aguirre su total disposición para mantener la colaboración institucional que permita darle vigencia plena al Estado de derecho en esa entidad.

Al participar en la 76 Convención Nacional Bancaria, en Acapulco, Guerrero, el primer mandatario sostuvo que de ninguna manera la violencia será el instrumento para la trasformación y la consecución de un mejor lugar de oportunidades.

Peña Nieto reafirmó que tienen muy claro quienes tienen una responsabilidad pública en el país, la importancia de los espacios para el diálogo y el acuerdo, en lo cual seguirá el gobierno de la República, "para que en democracia impulsemos las grandes transformaciones".

REDACCIÓN