7 de junio de 2013 / 03:06 p.m.

México• Seis de cada diez adultos mayores de 18 años sostienen que la autoridad debe aplicar descuentos salariales a los maestros que falten a clases por asistir a marchas y movilizaciones, y tres más consideran que dichos profesores deben ser despedidos.

De acuerdo con un sondeo del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, solo siete por ciento de las personas consultadas respalda el ausentismo de los mentores para protestar contra la reforma educativa.

La “Encuesta telefónica sobre la percepción de la educación en México y de la reforma educativa” se aplicó a 617 personas entre el 24 y el 26 de mayo, con un nivel de confianza de 95 por ciento.

Los resultados de ese ejercicio revelan que 87 por ciento de los encuestados se enteró de las movilizaciones magisteriales contra las reformas al artículo tercero constitucional.

A la pregunta “¿Usted está de acuerdo o en desacuerdo con los reclamos de los maestros?”, 34 por ciento respondió “muy en desacuerdo”; 21 por ciento, “algo en desacuerdo”; 13 por ciento, “algo de acuerdo”; 7 por ciento, “muy de acuerdo”, y 10 por ciento, “ni de acuerdo, ni en desacuerdo”.

No obstante, al responder a la interrogante “¿Usted qué cree que se debe hacer con los maestros que no asisten a clases por asistir a marchas?”, 56 por ciento dijo “se les deben descontar los días que falten”; 32 por ciento, “se les debe despedir”, y 7 por ciento, “no se les debe hacer nada”.

Las respuestas del sondeo revelan, adicionalmente, una desconfianza mayoritaria hacia los méritos de los mentores del sistema educativo nacional, pues 43 por ciento considera que las “palancas” y las relaciones personales definen el ingreso de una persona, en mayor medida que la educación, mientras 37 por ciento considera que la educación define en mayor medida el ingreso.

De igual forma, 53 por ciento de las mujeres y hombres contactados telefónicamente se declararon “muy de acuerdo” o “algo de acuerdo” con la reforma educativa, en tanto 27 por ciento, “muy en desacuerdo” o “algo en desacuerdo”; el restante 11 por ciento no está a favor, ni en contra.

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública registró, sin embargo, que “el porcentaje de acuerdo con la reforma educativa ha bajado significativamente, (pues) en marzo pasado, 89 por ciento decía estar “muy” o “algo” de acuerdo, pero en mayo, 53 por ciento dice estar de acuerdo con esta reforma constitucional”.

La encuesta detalla que 52 por ciento de las personas espera que la reforma educativa mejore la calidad de la educación en México.

Los resultados del sondeo fueron formalmente entregados a la Comisión de Educación Pública de la Cámara de Diputados, como un insumo más para la deliberación de las reformas a la legislación secundaria en materia educativa.

FERNANDO DAMIÁN