4 de septiembre de 2013 / 02:04 a.m.

Chihuahua • El gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, repudió el espionaje que realizó el gobierno de Estados Unidos en contra del entonces candidato a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto, así como a dos funcionarios del gobierno del estado.

"Es inaceptable la manera en que se han filtrado y distorsionado una cantidad importante de eventos en el mundo y que ahora afectan al presidente (Enrique) Peña Nieto e incluyen al estado de Chihuahua", señaló el mandatario en torno a la nota que le dio Edward Snowden al periodista Gleen Grenward.

Mientras el Gobierno de México alista un "enérgico extrañamiento" en contra del gobierno de aquel país, el gobernador dijo que cuando se dan estos sucesos, siempre quedarán las suspicacias, las dudas y las inquietudes de hasta dónde y cómo llega el espionaje.

Por ello, añadió, es preciso sancionar a quien incurra en este tipo de acciones: la violación en la secrecía o los derechos de la comunicación de los ciudadanos se debe mantener y castigar a quien la violente…

"Nosotros no tenemos nada que ocultar, en ese sentido no habrá cambios, los sistemas de seguridad sí guardan una dinámica diferente en la comunicación con los mandos de las distintas instituciones y espero que estos no se vean violados", apuntó.

Cabe destacar que el espionaje norteamericano que se "montó" en torno al ex candidato del PRI y actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, incluyeron a Juan Ramón Flores Gutiérrez, coordinador de Comunicación Social del Gobierno de Chihuahua y al ex secretario particular del gobernador, César Duarte Jáquez, Miguel Ángel González, actual coordinador estatal de la Tarahumara.

Flores Gutiérrez calificó como una "invasión" a la privacidad al ser vulnerado su correo electrónica y su línea telefónica: para cualquier persona le resulta incómodo saber que su correo como su teléfono sean objeto de observaciones por parte de "extraños".

"El que nada debe, nada teme y yo no tengo nada que esconder, estamos muy tranquilos porque no vemos ningún problema de rompimiento de confidencialidad, estamos muy tranquilos, seguiremos con el mismo cuidado de siempre, no tenemos ninguna preocupación al respecto", expresó.

"Personalmente me siento complacido de que la Secretaría de Relaciones Exteriores haya manifestado su condena en relación a estos hechos, con eso para mí es más que suficiente, dicen que el nada debe nada teme, entonces no tenemos nada que esconder", concluyó.

JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO