AP
2 de junio de 2015 / 09:29 a.m.

Jianli.-Equipos de rescate chinos sacaron el martes a tres sobrevivientes atrapados en un barco naufragado y buscaban a otros, informó la prensa estatal, lo que abrió una pequeña esperanza en lo que parecía ser una tragedia masiva, con más de 400 personas aún desaparecidas en el río Yangtsé.

La cifra de rescatados era de 15 personas y la de muertos confirmados de cinco, después que el barco naufragó en medio de una tormenta el lunes por la noche con 458 personas a bordo, informó la agencia noticiosa oficial Xinhua. El crucero, de Nanjing a la ciudad suroccidental de Chongqing, transportaba a muchos ancianos.

Algunos sobrevivientes llegaron a la orilla a nado, en tanto otros fueron rescatados más de 12 horas después del naufragio, cuando los equipos de socorro subieron al casco invertido y escucharon voces desde el interior.

Las imágenes de la televisora estatal CCTV mostraron a los rescatistas con sus chalecos salvavidas anaranjados encaramándose en el casco. Uno da golpes con un martillo, espera una respuesta y señala hacia abajo.

Los buzos sacaron a una mujer de 65 años, y más tarde a otro hombre que había quedado atrapado, señaló CCTV. Otros sobrevivientes fueron localizados y estaban siendo rescatados, aunque la televisora no aclaró si seguían dentro del casco.

Rescatan a sobrevivientes de barco en China
Algunos de los sobrevivientes llegaron a la orilla nadando. | AP

Entre los sobrevivientes estaban el capitán e ingeniero jefe del barco. Se confirmó la muerte de cinco personas en el accidente, registrado el lunes por la noche durante una travesía de Nanjing a la ciudad de Chongqing, señalaron la televisora y la agencia oficial de noticias Xinhua.

Después de volcar, el barco se desplazó unos 3 kilómetros río abajo hasta quedarse varado cerca de la orilla del río, donde las aguas agitadas complicaban el rescate. El lugar estaba unos 180 kilómetros al oeste de la capital provincial de Hubei, Wuhan.

El hecho de que barco se desplazara río abajo era una buena señal para los rescatistas, porque implicó que había suficiente aire dentro como para que flotara, lo que podría suponer la existencia de suficientes bolsas de aire para que respirasen los sobrevivientes, dijo Chi-Mo Park, profesor de arquitectura naval e ingeniería oceánica en la Universidad de Ulsan, en Corea del Sur.

"Todo depende de cuánto espacio quede dentro del barco", dijo Park.

El capitán y el maquinista en jefe dijeron que la nave se hundió rápidamente tras verse atrapada por el ciclón, indicó la agencia oficial de noticias Xinhua. El People's Daily, diario dirigido por el Partido Comunista, dijo que el barco naufragó en dos minutos. Los dos hombres estaban detenidos por la policía, señaló CCTV.

El barco de cuatro niveles transportaba 406 pasajeros chinos, cinco empleados de agencias de viajes y 47 tripulantes. La mayoría de los pasajeros tenían entre 50 y 80 años de edad, indicó la televisora.

Muchos de los pasajeros del crucero salieron de Shangai en autobús hasta Nanjing.

En el viaje había un grupo de unos 12 jubilados de una empresa de autobuses de Shangai, dijo una mujer que sólo se identificó por su apellido, Chen. Entre ellos estaban su hermana mayor y el esposo de ésta, indicó, ambos de 60 años, así como la nieta de la pareja.

"Este grupo ha viajado mucho junto, pero sólo en viajes cortos. Ésta era la primera vez que iban en un viaje largo", dijo Chen.

Rescatan a sobrevivientes de barco en China
En el viaje había 12 jubilados. | AP
LOS HECHOS

El barco naufragó en la intersección con el canal de Damazhou, donde el río tiene una profundidad de 15 metros. El Yangtsé es el tercer río más largo del mundo y en ocasiones se desborda durante la temporada veraniega del monzón.

Varias embarcaciones de rescate revisaban las aguas y había buceadores desplegados. Los equipos trataban de determinar si podían enderezar el barco.

Más de 50 embarcaciones y 3 mil personas participaban en las labores de rescate.

El Eastern Star tenía 76.5 metros de eslora y 11 metros de manga, con una capacidad máxima de 534 personas, dijo CCTV. Es propiedad de la Chongqing Eastern Shipping Corp., que se centra en rutas turísticas en la popular región del cañón de las Tres Gargantas. No fue posible contactar con la empresa para solicitar comentarios.

El primer ministro chino, Li Keqiang, viajaba al lugar del accidente. El presidente, Xi Jinping, ordenó la creación de un equipo de trabajo del Consejo de Estado para acudir al lugar y dirigir las operaciones, según Xinhua.