AP
8 de febrero de 2016 / 05:37 p.m.

Taiwán.- Al menos cuatro personas, incluida una niña de 8 años, fueron rescatadas el lunes de entre los escombros de un edificio colapsado durante un terremoto dos días después, mientras crecía la frustración entre las familias que esperaban a que los rescatistas llegaran a sus parientes sepultados.

Se cree que más de 100 personas permanecen bajo los escombros del edificio derrumbado por el sismo, que se produjo poco antes del Año Nuevo Lunar, el feriado familiar más importante del calendario chino.

En el terremoto del sábado murieron al menos 38 personas en la ciudad de Tainán, en el sur de Taiwán, todas salvo dos en el derrumbe del edificio de 17 pisos. Pese a la escasa profundidad del temblor de 6.4, pocos edificios sufrieron daños, algo que los expertos atribuyeron a las normas urbanísticas taiwanesas.

Las autoridades han logrado rescatar del edificio a más de 170 personas, la mayoría en las horas posteriores al sismo. El inmueble se plegó como un acordeón, y los rescatistas han dependido de información sobre su estructura y sobre la posible ubicación de la gente atrapada.

Se cree que cinco sobrevivientes se rescataron el domingo y al menos cuatro el lunes. Una de ellas, Tsao Wei-link, gritó "Aquí estoy" a los trabajadores que excavaban en su búsqueda, reportó Eastern Broadcasting Corp.

Los cuerpos de rescate indicaron que Tsao fue localizada bajo el cuerpo de su marido, que la protegió de una viga que se había derrumbado, de acuerdo a un reporte de la agencia de noticias gubernamental Central News Agency.

Un sobreviviente de 42 años, Lee Tsung-tien, fue rescatado consciente del tramo del sexto piso.

El alcalde, Lai Ching-Te, dijo a la prensa que había hablado un momento con la niña rescatada, Lin Su-chin.

"Está despierta, pero parece deshidratada, perdió algo de temperatura pero está despierta y su presión sanguínea está bien", dijo. "Le pregunté si se había hecho daño en alguna parte, negó con la cabeza".

Poco después, los rescatistas sacaron también a una mujer vietnamita de 28 años identificada como Chen Mei-jih, que estaba atrapada en lo que había sido la quinta planta del edificio.

Los familiares de los desaparecidos seguían abarrotando el centro de información en busca de sus seres queridos, o se sentaban a un lado, ansiosos.

Se produjeron tensiones entre algunos familiares que perdieron la paciencia y exigían hablar directamente con los rescatistas para obtener más información.