14 de abril de 2013 / 11:19 p.m.

Ciudad de México • La fracción del PRD en la Cámara de Diputados manifestó su absoluto respaldo al proyecto de reformas a la Ley General de Víctimas, aunque admitió la necesidad de impulsar algunos ajustes para garantizar su operatividad a favor de quienes sufran la violencia del crimen organizado o la violación a sus derechos por parte de la autoridad.

El dictamen sería discutido y votado esta misma semana en el pleno de la Cámara de Diputados, con el apoyo de la mayoría de los legisladores de las siete fracciones parlamentarias.El legislador perredista Julio César Moreno, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, sostuvo que “"esta ley es trascendental, sobre todo porque aprobamos una vieja petición, una añeja bandera de la izquierda, que hoy le hace justicia a todas las víctimas del delito"”.

Celebró por ello el consenso en torno al proyecto, sin protagonismos de nadie, remarcó que los beneficiarios del nuevo marco legal serán los familiares y las víctimas indirectas del delito.

La también perredista Alfa Eliana González expresó a su vez su beneplácito por la reforma, aunque anticipó la decisión de hacer algunas modificaciones a la minuta enviada por el Senado de la República.

“"Nuestra obligación como legisladores es precisamente responder a las demandas que tienen los ciudadanos y eso es lo que estamos haciendo con estas modificaciones y con esta minuta. En su momento presentaremos las iniciativas que correspondan"”, dijo.

La diputada Elena Tapia indicó a su vez que la Ley General de Víctimas representa “"un símbolo de paz y justicia"”, como resultado de la colaboración de la sociedad civil y los poderes públicos para respetar los derechos humanos.

“"(El ex presidente) Felipe Calderón la satanizó en su empeño por ignorar la deuda de su gobierno con miles de personas asesinadas, desaparecidas, heridas y huérfanas”, acusó.El legislador Fernando Belaunzarán subrayó en su turno la importancia de que esta ley se haya abordado “con profesionalismo y que haya habido sensibilidad para un tema que evidentemente nos conmueve de una manera entrañable por todo lo que significa"”.

Según dijo, es importante conservar la memoria de lo que vamos haciendo, de que lo que ha pasado no quede en el olvido. Que quede siempre presente esta experiencia, que hubo una lucha frontal, un combate muy fuerte.

Recordó que, de acuerdo con las cifras oficiales, en el sexenio pasado se registraron 70 mil muertos, que representa una cifra propia de una guerra civil, además de 26 mil desaparecidos.

FERNANDO DAMIÁN