MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de enero de 2017 / 10:52 a.m.

ESTADOS UNIDOS.- En su primera rueda de prensa desde que ganó las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre, el presidente electo Donald Trump reiteró que México va a pagar por el muro que planea construir en la frontera entre ambos países y dijo que no será una valla como anteriormente se había dicho.

“(La vamos a pagar nosotros porque) podría pasar hasta en un año y medio en las negociaciones con México, México de alguna forma nos va a devolver el dinero del muro, será por impuesto, por pago o cualquier otro tipo de derogación, pero así será, recuerden esto, yo dije que México va a pagar por el muro y lo va a pagar", recalcó el magnate.

El presidente electo señaló que respeta al gobierno de México y a los mexicanos, a los que calificó de grandiosos.

“Respeto al gobierno de México, respeto a los mexicanos, el gobierno de México es estupendo, no los culpo por aprovecharse de los Estados Unidos, ojalá nuestros políticos fueran igual de listos, los mexicanos tomaron ventaja de iniciativas para aprovecharse de nosotros, respeto a los presidentes y a los ciudadanos y no los culpo”, expresó Trump.

A tan sólo nueve días de que el magnate tome protesta como el 45 mandatario norteamericano, desestimó el informe que se dio a conocer ayer por la prensa sobre que Rusia tiene información comprometedora sobre él y calificó como una vergüenza que se haya filtrado esta información, la cual dijo no tiene sustento.

“Hackers intentaron entrar al partido republicano y no pudieron, contrario con el comité demócrata. Si hubieran sabido algo de mí como de Hillary, ya se hubiera sabido, el ataque cibernético es horrible y no debió tener lugar”, señaló Trump.

El presidente electo recordó que hubo versiones de que Hillary Clinton recibió las preguntas antes de uno de los debates, y de eso no se dijo nada, recalcó.

Así mismo, los periodistas lo cuestionaron sobre el supuesto apoyo que recibió en campaña del mandatario ruso Vladimir Putin, a lo cual respondió que esto podría ser una ventaja, además de señalar que no tiene ningún tipo de relación con Rusia.

“Si tengo el apoyo del presidente ruso puede ser una ventaja, no una desventaja, podemos luchar con ellos, yo no sé si me voy a llevar bien con Putin, ojalá, pero es posible que no, y si no, ¿creen Clinton sería más dura con Putin que yo?”, expresó el magnate.

Trump también declaró que siempre tiene mucho cuidado a donde quiera que va, especialmente si es fuera del país, ya que cuenta con un amplio cuerpo de guardaespaldas y dijo que será ahora mucho más cuidadoso porque sabe que hay cámaras ocultas hasta en las habitaciones de hotel donde se hospeda fuera de los Estados Unidos.

Por otra parte, el presidente electo reiteró que no va a llevar sus negocios personales al mismo tiempo que el gobierno estadounidense, aunque dijo, podría hacerlo sin ningún problema, pero señaló que no lo hará, por lo que dejó a sus hijos encargados de sus compañías, de las cuales no solicitará ningún informe durante el tiempo que ocupe la Casa Blanca.

Así mismo, se informó que, para evitar conflictos de intereses tanto del presidente como del gabinete, no se aceptarán regalos de ningún tipo por parte de funcionarios extranjeros.

Por otra parte, Donald Trump recordó que para los norteamericanos ha habido noticias muy relevantes en los últimos días sobre las inversiones que se han logrado evitar que se vayan a México, como el caso de Ford, así mismo exhortó a General Motor a actuar de la misma manera, y adelantó que en los próximos meses vendrán más anuncios de inversión en los Estados Unidos.

"Habrá un impuesto de importación a las compañías que se vayan del país, son 96 millones los desempleados en nuestro país, es la cifra real y actual”, expresó el presidente electo.

Al ser cuestionado por el “Obamacare”, el magnate reiteró que es un desastre y dijo que lo van a abrogar y sustituirlo por algún otro programa social.