7 de abril de 2013 / 04:38 p.m.

Guerrero  • La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) respondió al desalojo en la Autopista del Sol con el lanzamiento de piedras, huevos y bolsas de pintura sobre las paredes de Palacio de Gobierno y el ayuntamiento de Chilpancingo, además irrumpió en las oficinas del comité estatal del PRD, donde los profesores quebraron cristales, dañaron equipo de cómputo y pintarrajearon las paredes.

Las acciones de la CETEG comenzaron después de las 12 de día, cuando sus integrantes se concentraron frente al Museo Interactivo La Avispa y caminaron hacia el auditorio Sentimientos de la Nación, donde se desarrollaba la toma de protesta del nuevo rector de la Universidad Autónoma de Guerrero ((UAG), Javier Saldaña Almazán.

En dicho acto se encontraba el secretario general de gobierno, como representante oficial del gobernador Angel Aguirre Rivero; el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera; el rector de la UNAM, José Narro; el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez, y entre otros invitados especiales, el alcalde de Acapulco, Luis Walton.

Llegaron hasta las puertas del auditorio y forcejearon con el personal de seguridad hasta que lograron abrirlas; sin embargo, no entraron y se limitaron a lanzar consignas contra el gobierno estatal. Dijeron que se irían por respeto a la UAG.

Posteriormente enfilaron hacia palacio de gobierno, cuyas instalaciones se encuentran justo frente al Sentimientos de la Nación y le aventaron huevos y bolsas con pintura roja para simular chorros de sangre escurriendo por las paredes del inmueble.

Siguieron su camino y enfilaron hacia el centro, razón por la que tomaron avenidas como Lázaro Cárdenas, Juan N. Álvarez, Cristóbal Colón y entraron a la plancha de concreto del zócalo.

Antes de que iniciara el mitin, los profesores volvieron a expresar su malestar con el desalojo a punta de huevazos, pese a que las autoridades municipales no se involucraron en las acciones del viernes.

En la puerta principal del ayuntamiento fueron colocando toda la basura que se generó durante la protesta, además colocaron pancartas con mensajes en contra del gobernador Aguirre.

En la manifestación participaron grupos de padres de familia de planteles educativos de Chilpancingo, integrantes del colectivo #YoSoy132, representantes del Movimiento de Regeneración Nacional, enviados de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitaria, abogados del Centro de Derechos Humanos de la Montaña y estudiantes de las nueve normales públicas de la entidad.

Todos ellos dijeron estar molestos con la forma en que se procedió la tarde del viernes 5 de abril.

Marcha para el martes 9

En el acto reapareció el secretario general de la CETEG Gonzalo Juárez Ocampo, quien lamentó el hecho de que el gobierno estatal se resista a cabildear la aprobación de una reforma a la ley de educación estatal, pese a que él mismo contribuyó con su redacción.

Asumió que todavía falta mucho para que se resuelva el movimiento encaminado a revertir la legislación federal en materia de educación, por eso anunció que el martes 9 de abril, fecha en que estaba pactado el retorno a clases, habrá una marcha multitudinaria en la ciudad.

Minervino Morán, vocero de la CETEG, sostuvo que con el desalojo del viernes lo que en realidad se hizo fue dar mayor fuerza al movimiento, por lo que insistió en el llamado al Congreso local para que retomen la propuesta de reforma a la ley de educación local.

Rompen vidrios

La concentración en el zócalo terminó a las 15 horas y entonces los participantes comenzaron a regresar hacia el campamento que mantienen en la colonia Burócratas.

Tomaron la avenida Miguel Alemán Valdés y caminaron con rapidez, pero al llegar al número 80 de dicha arteria hicieron una pausa para irrumpir en las instalaciones del comité estatal del PRD.

Forzaron la puerta, quebraron todas las las ventanas que tuvieron a la vista, después se abalanzaron sobre un equipo de cómputo y comenzaron a pintar con aerosol las paredes internas y externas.

 ROGELIO AGUSTÍN Y ADRIANA ESTELA FLORES