21 de agosto de 2013 / 02:56 p.m.

 

Ciudad de México  • La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación responsabilizó al gobierno federal, al Congreso de la Unión y a empresarios de las afectaciones que ocasionen sus protestas, “así como de la integridad física de quienes se manifiestan”.

En un comunicado emitido hoy, la CNTE explicó que el objetivo de las movilizaciones es que se invaliden las leyes secundarias de la reforma educativa.

“El día de hoy el magisterio nacional habrá de enfrentar el mayor reto de sus más de 33 años de lucha: lograr a través de la movilización pacífica la abrogación de las reformas y adiciones a los artículos 3º y 73 Constitucionales, que los legisladores traidores al pueblo intentan concretar a través de la Ley General de Educación, Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y Ley General del Servicio Profesional Docente (Leyes Secundarias)”, se lee en el documento.

La Coordinadora acusó que las leyes secundarias “aniquilarían” el derecho a la educación pública y gratuita de los niños y jóvenes; además de despojar de sus derechos laborales a los trabajadores, “traicionando el compromiso que signaron con la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación de tomar en cuenta los resolutivos emanados en los Foros Nacionales realizados en distintas regiones del país”.

“La Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación repudia la falsa política reformista que sustenta a la privatización de todos los sectores del país, en especial el educativo, ante la gravedad de la situación”, afirma en el comunicado.

La disidencia magisterial hizo un llamado a los trabajadores de la educación y a la sociedad a unirse a su causa.

—REDACCIÒN.