28 de enero de 2013 / 05:50 p.m.

México.- Los resultados del estudio técnico-jurídico sobre la viabilidad de ocultar el domicilio en la credencial para votar, solicitado por el IFE, se presentarán al Consejo General de ese organismo a más tardar el último día de febrero próximo, señaló el magistrado Salvador Nava Gomar.

El magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) explicó que una vez presentado el estudio, el Consejo General tomará una determinación sobre la forma en que aparecerá el domicilio en dicho documento y posteriormente se contarán con cuatro días para impugnarla.

De no presentarse recurso alguno en contra, señaló en entrevista en el programa de televisión Justicia Electoral a la Semana, la determinación del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) quedaría firme y las nuevas credenciales podrían licitarse y posteriormente imprimirse.

Resaltó que son tres los grandes aspectos que vuelven a suscitar la discusión respecto de la actualización o no respecto de la credencial para votar con fotografía y, desde luego, la inclusión o no de un dato tan sensible como es el domicilio de las personas.

El primer aspecto es la necesidad administrativa de renovar el contrato de licitación para quien lo hace, "estamos hablando que anualmente se hacen en promedio 12 millones de credenciales".

El segundo es que si se incluyen elementos de mayor seguridad, podría incrementarse el costo de las credenciales hasta 15 pesos, pero contendría algunos elementos que la harían muchísimo más efectiva.

El tercer punto es "el deber que tenemos todas las autoridades de salvaguardar los derechos fundamentales, en este caso en concreto el de protección de los datos personales".

Indicó que el nuevo modelo de la credencial para votar con fotografía ya está definido en cuanto a su contenido visible y sólo está pendiente el resultado del estudio y, por lo tanto, la inclusión o no de la calle, el número interior y exterior.

Dijo que ésta es una buena oportunidad para seguir perfeccionando un mecanismo que se usa cotidianamente y para mejorar las exigencias que deben garantizar un mejor manejo de la información y mecanismos de seguridad para que vivan mejor todos los mexicanos.

De acuerdo con Nava Gomar, el estudio técnico-jurídico ya está avanzado y por lo tanto se contará con los elementos para tomar la mejor determinación posible.

El magistrado sostuvo que este estudio no viola los principios de certeza ni la seguridad jurídica, como señala el Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el contrario, fortalece y da mayor certeza a las decisiones de las autoridades.

Apuntó que algún segmento de la población, por cuestiones de seguridad, no quiere que sea visible el domicilio; por lo que aparezca encriptado parece algo muy razonable.Pero por otro lado, las personas que tienen la credencial para votar con fotografía como único medio de identificación sí quieren y necesitan que esté su domicilio para realizar algunos trámites.

Habrá que esperar el resultado del estudio para ver cuál es la mejor decisión posible. Por lo pronto, señaló, la ley dice que es una obligación y habrá que cumplirla.

Nava Gomar mencionó que también se hará una encuesta probabilística con representación nacional para conocer la opinión ciudadana sobre el asunto.

Informó que quienes ya cuenten con la credencial de elector en la que aparece el domicilio, no están obligados a sacar una nueva, aunque siempre hay la posibilidad de actualizarla y aclaró que la nueva normativa sólo aplicaría para las nuevas credenciales.

En días pasados, los magistrados de la Sala Superior votaron el acuerdo del Consejo general del IFE por el que se solicitó a la Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores la realización de un estudio técnico-jurídico sobre la posibilidad de imprimir o no el domicilio del ciudadano en la credencial para votar.

También se sugirió la realización de una encuesta nacional para conocer la opinión de los ciudadanos sobre este tema.

NOTIMEX