3 de mayo de 2013 / 12:07 a.m.

Ciudad de México • La Procuraduría Federal del Consumidor retiró hoy los sellos de suspensión en dos rubros, colocados en el restaurante Máximo Bistrot, toda vez que fueron cumplidas las observaciones por parte del establecimiento.

En un comunicado, el organismo aclaró que jamás llevó a cabo ninguna clausura y que el local permaneció cerrado por decisión de sus propietarios.

La dependencia dio a conocer que al momento de la verificación se constató que el establecimiento presta el servicio de restaurante con la modalidad o sistema de reservación, "sin informar al consumidor por ningún medio o forma las políticas y mecanismos aplicables para ello, principalmente en la asignación de mesas".

Asimismo, dijo, se ofrece dentro de la carta-menú la venta de bebidas alcohólicas por botella, no informando el contenido neto al que corresponden.

La Profeco destacó que su misión es promover y proteger los derechos de los consumidores, para lo cual realiza frecuentes acciones de verificación a comercios de distintos giros, "por lo que atienden todas y cada una de las quejas o denuncias que se presenten, sean verbales o por escrito".

Sostuvo que la suspensión aplicada al local ubicado en la colonia Roma de esta capital, no fue exclusiva para ese restaurante. "Estas medidas ya se han impuesto en diversos giros comerciales por prácticas que afectan o puedan afectar los derechos y economía de los consumidores", finalizó.

Cabe recordar que el pasado viernes 26 de abril, la hija del titular de la Profeco, Andrea Benitez, pidió a personal del organismo que realizara un operativo de verificación al Maximo Bistrot, porque no le dieron la mesa que ella deseaba.

Al respecto, el procurador Humberto Benítez Treviño ofreció una disculpa a quien haya sido afectado por lo que llamó el "inapropiado comportamiento" de su hija.

"Ella exageró la situación y las autoridades de la Profeco, que dependen de mí, sobrerreaccionaron indebidamente por tratarse de mi hija", expuso.

Comentó que desde la semana pasada se encuentra convaleciente por una intervención quirúrgica y "al enterarme de la situación, de inmediato instruí se suspendiera el operativo a fin de evitar cualquier extralimitación por parte de los verificadores".

El procurador federal del Consumidor anunció que ha girado instrucciones a todo el personal para que no se repita una situación de esta naturaleza.

En ese sentido, el presidente Enrique Peña Nieto instruyó al encargado de despacho de la Secretaría de la Función Pública (SFP) a iniciar una investigación para esclarecer los hechos que derivaron en el operativo de verificación realizado por el personal de la Profeco.ç

— NOTIMEX