MILENIO DIGITAL
24 de marzo de 2017 / 02:29 p.m.

WASHINGTON.- El proyecto de salud propuesto por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para derogar el "Obamacare", fue retirado por los republicanos.

Hasta esta mañana, el mandatario estadunidense buscaba el apoyo del grupo ultraconservador de ese partido en la Cámara de Representantes. Necesitaba 216 votos para ser aprobada.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, retiró la iniciativa después de que Trump le llamó por teléfono y le pidió que detuviera el debate sin llevarlo a votación, de acuerdo con la portavoz de Ryan, Ashlee Strong.

En su lugar, la Cámara de Representantes entró en receso, una señal de que el proyecto no contaba con apoyo para su aprobación.

Ayer, tras el intento infructuoso de votar ayer, el ex multimillonario dio un ultimátum a los conservadores, exigió que se programara un voto para hoy y afirmó que, de no avanzar con este proyecto, mantendría la ley actual impulsada por Obama.

El mandatario arremetió contra el Freedom Caucus (Caucus de la Libertad), el grupo ultraconservador de legisladores que obstaculizó el acuerdo porque quiere menos regulaciones y que los ciudadanos sean capaces de elegir qué cuidados médicos cubren sus planes de salud.

Incluso si se hubiera aprobado la propuesta, los republicanos afrontaban una batalla difícil en el Senado, donde conservadores y moderados amenazaron con rechazar la ley.

La propuesta republicana buscaba eliminar las impopulares multas de la ley de Obama para las personas que no contratan seguros médicos y los a menudo generosos subsidios para los que contratan seguros.

En cambio, los consumidores afrontarían una sanción del 30 por ciento si dejan que su cobertura expire. Los créditos fiscales contemplados por los republicanos se calcularían en función de la edad y no de los ingresos.

Además, la reforma acabaría con la expansión de Medicaid y recortaría fondos federales en el futuro para el programa federal y permitiría que los estados establecieran requisitos sobre algunos de los 70 millones de beneficiarios del sistema.