NOTIMEX
8 de febrero de 2017 / 05:07 p.m.

WASHINGTON.- La Casa Blanca aseguró que la decisión de una cadena de tiendas departamentales de retirar de sus aparadores la línea de ropa de Ivanka Trump, fue un ataque a las políticas que impulsa su padre, el presidente Donald Trump.

“Claramente hay un ataque contra su marca y ese es aún su nombre. Ella no está dirigiendo directamente la compañía, (pero) aún lleva su nombre”, dijo aquí el vocero presidencial Sean Spicer, cuestionado al respecto durante su conferencia de prensa.

Acusó que se trata de esfuerzos para socavar el nombre y la marca Trump de la línea de ropa en cuestión, a partir de las posiciones y algunas de las políticas que han sido impulsadas por el mandatario, su padre.

“Este es un ataque directo sobre sus políticas y su nombre. De manera que claramente hay un intento de él (Trump) para defenderla. Ella es difamada porque ellos tienen un problema con sus políticas”, dijo.

La respuesta de Spicer fue más allá del malestar expresado esta mañana por el propio Trump, quien convirtió a la cadena departamental con sede en Seattle, en el último blanco de sus duras críticas y ataques que ha lanzado a través de Twitter.

“Mi hija Ivanka ha sido tratada de manera injusta por @Nordstrom. Ella es una gran persona, siempre impulsándome a hacer lo correcto. Terrible!”, lamentó el mandatario en un mensaje en su cuenta oficial.

La semana pasada Nordstrom anunció en un comunicado que los accesorios de Ivanka no estarán disponibles la próxima temporada, y argumentó que su decisión fue estrictamente de negocios, y se basó en el desempeño y méritos de la marca.

La cadena negó que su decisión haya sido en respuesta a la campaña “#GrabYourWallet”, que llama a los consumidores a boicotear la compra de productos que tengan qué ver con el presidente Trump, su familia y sus donantes.

La decisión de Nordstrom fue precedida por la de Neiman Marcus, otra de las tiendas departamentales de lujo que dos días atrás anunció su decisión de dejar de vender la línea de joyería de Ivanka Trump, basada en criterios de productividad.

En julio de 2015, la cadena de tiendas departamentales Macy’s sacó de sus aparadores la línea de ropa de Donald Trump, en respuesta a los ataques lanzados por el magnate de los bienes raíces contra los mexicanos, cuando anunció su candidatura en pos de la nominación presidencial republicana.