REUTERS
14 de diciembre de 2016 / 06:11 p.m.

WASHINGTON.- El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió este miércoles en su torre de Manhattan con algunos de los ejecutivos más poderosos de Silicon Valley, en un encuentro pautado para suavizar diferencias después de que ambas partes dejaron claro su mutuo desprecio durante la campaña electoral.

Varias fuentes dijeron que la reunión buscaba enfocarse en asuntos económicos y obviar los numerosos temas en los que el sector tecnológico tiene desacuerdos con Trump, como inmigración, la privacidad digital y las relaciones comerciales con China y otros países.

Tres de los hijos del presidente electo -Donald Jr., Eric e Ivanka-, se sentaron en la cabecera de una larga mesa rectangular en el comienzo de la reunión. Su presencia podría generar nuevas preocupaciones por conflictos de interés por parte de Trump, quien dijo que entregaría el control de sus negocios a sus descendientes mientras esté en la Casa Blanca.

El vicepresidente electo Mike Pence también estuvo en la reunión, en la que participaron pesos pesados del sector tecnológico como Tim Cook de Apple, Sheryl Sandberg de Facebook, Larry Page de Google, Elon Musk de Tesla Motors, y Safra Catz de Oracle.

El encuentro se dio en momentos en que Trump ha sembrado alarma en algunas corporaciones por su retórica desafiando una afianzada política hacia China, un mercado fundamental para Silicon Valley.

Cook y Musk se unirán a Trump en otra reunión más pequeña después de que los otros ejecutivos se vayan, apuntó un portavoz del equipo de transición de Trump.

Durante la campaña, Trump chocó con Silicon Valley por temas como inmigración, vigilancia gubernamental, y encripción de datos, y su victoria del mes pasado alarmó a muchas firmas que temen que siga adelante con sus promesas. También ha dicho que varias compañías del sector están sobrevaluadas.

"Algunas de las compañías dudaron sobre si asistir" por sus grandes diferencias políticas y personales con Trump, señaló una fuente de la industria.