2 de mayo de 2013 / 08:57 p.m.

Ciudad de México • El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, confió en que la reunión del presidente Enrique Peña Nieto con su homólogo norteamericano Barack Obama "no sea sólo para tomarse la foto y aparentar que existe buena relación, mientras los temas importantes se quedan en el tintero y se siguen violando derechos humanos de nuestros hermanos mexicanos en Estados Unidos".

Demandó por ello al mandatario mexicano asumir una posición firme con las propuestas que más importan al país: una reforma migratoria, fortalecimiento de una nueva relación económica y respeto a los derechos humanos de los migrantes en aquella nación.

El legislador michoacano subrayó la importancia de dejar muy claro el interés nacional en materia de respeto a los derechos humanos en la frontera "y una decidida participación y apertura –o apertura y participación- del gobierno norteamericano en atender un problema que es fundamentalmente de ellos: el tráfico de personas, el tráfico de armas".

En un comunicado de prensa, Aureoles sostuvo que, en el tema de seguridad, México se ha visto envuelto en una situación muy compleja, ya que "es finalmente el que paga el costo más alto de este terrible problema de las drogas que aqueja fundamentalmente al vecino país del norte".

Insistió por ello en que el gobierno federal debe mostrar firmeza ante la exigencia de una reforma migratoria y el replanteamiento de una estrategia que permita frenar el trasiego de armas a nuestro país.

Asimismo, confió en que tras este encuentro se fortalezcan las relaciones bilaterales, la cooperación y que se pongan sobre la mesa los temas de la agenda también de México, no solamente las de Estados Unidos.

"Es una agenda compleja, pero yo espero que sea la oportunidad para replantearnos el mecanismo de cooperación. Ya es un disco rayado, pero lo repetimos: una buena parte de los problemas que vive México en materia de inseguridad, se generan allá", puntualizó.

FERNANDO DAMIÁN